Patrimonio aprueba el proyecto municipal para Riazor en tres semanas para que se aceleren las obras

El Ayuntamiento deberá respetar la integridad de la Torre de Maratón | patricia g. fraga
|

La delegación coruñesa de la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta permitirá que las obras de las cubiertas del estadio de Riazor comiencen en las fechas que estaban previstas gracias a la celeridad con la que ha resuelto la solicitud del Ayuntamiento para poner en marcha el proyecto. A pesar del ritmo lento que suele caracterizar a la tramitación de este tipo de expedientes, el Gobierno local de Marea Atlántica presentó la petición el día 7 de este mes aunque se había comprometido a dar comienzo a las actuaciones en cuanto termine el campeonato liguero en el próximo mes de mayo.
Este lunes responsables de Patrimonio en la delegación de la Xunta en A Coruña rubricaron la resolución en positivo para las tareas de sustitución y reparación de las cubiertas del estadio municipal de Riazor, dado que tuvieron que ser consultados porque la iniciativa afecta a bienes que están catalogados como de interés cultural de Galicia.

En concreto, el departamento dio el visto bueno a la petición del Consistorio en menos de tres semanas, a pesar de que este último apuró mucho los plazos a la hora de presentar el documento en cuestión arriesgándose a que la aprobación no llegase a tiempo para empezar los trabajos en las fechas comprometidas desde hace mucho tiempo. Desde la delegación coruñesa ya han resuelto en tiempo récord al menos dos demandas del Ayuntamiento.

En este caso la solicitud de permiso para abordar las obras en la parte alta de la estructura de Riazor entró en el registro general de la Xunta el pasado día 7, apenas dos meses antes de que termine la Liga y comience a correr el plazo para rehabilitar las cubiertas mientras no hay campeonato.
El Ayuntamiento arriesgó y Patrimonio quiso dar el visto bueno lo antes posible para que dé tiempo a acabar el grueso del plan de mejora en el parón estival del campeonato y así no entorpecer al club ni a la afición.

Bienes de interés
La intención del Ejecutivo local es sustituir las cubiertas de las zonas de los graderíos de Tribuna y Preferente y rehabilitar las techumbres de los fondos de Marathón y Pabellón.


Asimismo, se pretende construir una especie de cubierta hacia el exterior que aporte uniformidad y un plus estético al conjunto arquitectónico. Si bien es cierto que el inmueble no está protegido, el trámite con la Dirección Xeral de Patrimonio se hizo necesario al afectar las actuaciones, de alguna manera, a la Torre de Marathón y el pabellón municipal de los deportes.

Estos están catalogados de interés cultural por el Gobierno autonómico y el Ayuntamiento, y en consecuencia los adjudicatarios del contrato, deberán evitar cualquier tipo de daño a estas dos estructuras que forman parte del conjunto del complejo de Riazor.


En el documento se establece que en el caso de que se derribase parte o toda la fachada que da a la Torre de Marathón se tendría que proteger este elemento. Asimismo, desde la Xunta indicaron que la autorización dada no exime al Ayuntamiento de conseguir el resto de permisos sectoriales que sean necesarios para seguir adelante con la planificación.


Contra la recién entregada resolución cabe recursos de alzada en el plazo de un mes ante la secretaría de la Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, si bien no parece probable que nadie vaya a recurrir a esta posibilidad dada la resolución afirmativa.

Patrimonio aprueba el proyecto municipal para Riazor en tres semanas para que se aceleren las obras