El Aula de Empleo atendió a más de 1.250 usuarios en sus ocho primeros meses

Copia de El Ideal Gallego-2014-11-12-006-9fb48d1d
|

El Aula de Empleo del Agra del Orzán, uno de los programas puestos en marcha por el Gobierno local este año con la intención de reducir las listas del paro, ha  colaborado en la formación de más de 1.250 parados en sus primeros meses de vida. Si bien es cierto que el número de personas que han vuelto al mercado laboral es proporcionalmente más reducido, los usuarios se muestran satisfechos por la atención que están recibiendo por parte de los responsables del servicio.
Marzo y abril fueron los meses con más altas de alumnos en el Aula de Empleo, pero este proyecto cambia día a día la forma en la que los coruñeses se postulan para una oferta laboral. Desde la base, porque actualmente se están impartiendo clases de Informática así como de Competencias Clave, que en el caso de los inmigrantes sirven para hacer equiparables sus estudios en el país de origen con los de aquí.
Con estas pinceladas educativas, en menos de un año, los técnicos adheridos al programa han conseguido atender a más de un millar de personas. Se trata de una cifra nada desdeñable dado que en junio habían pasado por este servicio 732 personas y en el verano se detectó una ligera bajada de participantes por múltiples cuestiones.
Según la información que manejan los responsables del centro, en julio acudieron a ellos 176 personas, mientras que en agosto pasaron por sus pupitres 159 y en septiembre 141.
Las estadísticas tienen una lectura aún más positiva cuando se rebusca en el listado de estudiantes que, gracias al papel del aula como mediadora laboral entre candidatos y empresas, han vuelto a formar parte de un cuadro de personal. Del total de 1.250 vecinos atendidos, un 8% –es decir, 101–  han vuelto al trabajo. Hasta junio el número de reinserciones ascendía solo a 25.

entrevistas personales
Para lograr estos resultados no basta con la formación, los orientadores están en contacto permanente con los usuarios a través de entrevistas y seguimientos personalizados pues buscan las ofertas más acorde a sus perfiles.
Si bien es cierto que todavía queda mucha gente por contratar, los alumnos están más satisfechos con los resultados que con los de los servicios del Inem.

El Aula de Empleo atendió a más de 1.250 usuarios en sus ocho primeros meses