“El objetivo es alto para que no nos quedemos demasiado cortos”

|

La plantilla blanquiazul confía en lo que está plasmando en el terreno de juego. La victoria no llega, pero consideran que es cuestión de tiempo. Así lo ve Álex Bergantiños, uno de los capitanes. “Llevamos tiempo queriendo ganar, llevamos partidos haciendo méritos, y se está resistiendo, pero estamos tranquilos porque estamos haciéndolo bien. A ver si ante el Betis tenemos la pizca de suerte que nos está faltando para ganar en casa, que sería importante para reforzar todos esos empates que llevamos”, admitió.
En casa, el Deportivo no se impone desde que ganó al Eibar el 19 de diciembre. “Son más bien números porque ante el Villarreal perdimos un poco injustamente por una decisión arbitral al final, ante el Valencia íbamos ganando con un gol anulado y  empatan en la única acción que tuvieron, en el minutos 93, y ante el Rayo tuvimos trece disparos, un palo, ocasiones de sobra para hacer algún gol más. Está faltando acierto en pequeños detalles. Lo importante es que hacemos más ocasiones que el rival y que cuando tengamos  más acierto y el rival tenga menos fortuna, llegará el triunfo. Parece que en esta época esas cosas se nos están dando en contra, pero el equipo está bien”, dijo.
Álex tiene claro dónde esta el debe: “Sobre todo, en el grado de acierto”. “La línea del equipo es positiva, es muy intenso, trabaja bien, los días de menos acierto con balón sigue teniendo intensidad, seguimos siendo un equipo totalmente competitivo, llevamos tiempo sin ganar pero también sin perder. Somos difíciles de batir, pero damos la cara y eso a la larga dará beneficios”, aseguró.
El centrocampista ha aprovechado la baja de Borges para consolidarse en el once. Ahora, el costarricense está de vuelta. “Yo estoy contento. Siempre es difícil entrar en un equipo de nuestro nivel, hay mucha igualdad y competitividad, y con la lesión de Celso tuve más opciones. Estoy contento con la actuación individual y la del equipo e intento aportar cosas que antes no hacía”, reveló.
Después, amplió eso que ha introducido en su juego. “Con el entrenador trabajamos conceptos diferentes a otros momentos en mi carrera, estamos mejorando todos a la hora de posicionarnos. También el hecho de jugar con Pedro, que da mucha consistencia y da más posibilidades de que se me vea más arriba que en otras temporadas”, explicó.
Con el alta de Borges, el de la Sagrada Familia está preparado para la decisión que adopte Víctor. “Esto da mil vueltas, es cosa del entrenador ver quién está mejor preparado para cada partido, en mejor condición y tono físico. Hay que estar preparado para todo, para entrar, para salir, para lesiones y sanciones”, indicó el futbolista coruñés.
Sobre si el equipo es menos sólido, Álex saca pecho. “Por los números que nos comenta el entrenador y que vemos es que los rivales nos siguen haciendo pocas ocasiones, pero el grado de acierto de ellos es elevado y hay cosas que no puedes controlar. El otro día nos meten un gol de rebote, prácticamente en la única ocasión. Ante el Villarreal fue buena jugada colectiva de ellos y un error individual nuestro. Pero no creo que estemos concediendo más ni siendo más débiles en ese aspecto”, sostuvo.
Del Betis dijo que “es un equipo que ha cambiado de entrenador, viene de menos a más, con fichajes que han dado impulso a la plantilla” y recordó que es un rival de la ‘liga’ del Depor, “que va a pelear por alejarse de abajo, un rival complicado con gente individualmente muy buena”. 
“Tenemos que apelar a lo de todo el año, ser fuertes, estar concentrados y ganar por fin en casa”, opinó. Con los verdiblancos, un viejo conocido del deportivismo, Rubén Castro. “Es uno de sus jugadores de más talento. Tiene mucho gol, no necesita participar mucho para hacer daño, define muy bien y es uno de los grandes delanteros de la Liga. Hay que estar pendientes de él y hacer buenas vigilancias. El Betis llega reforzado por la victoria ante el Valencia”, advirtió Álex.
Respecto a los pocos cambios que hace Víctor en los partidos, dijo que es “una pregunta” para el técnico, si bien matizó que “los datos físicos” que recibe la plantilla es que “son muy buenos” y el Deportivo es “uno de los que más intensidad mete en los partidos, más metros hace”.
Álex recordó que el equipo está en “un tramo” de la Liga que en la “primera vuelta” se le ha “dado bien”. 
“Tenemos el reto de igualar la primera vuelta y de ahí no queremos bajar. La segunda vuelta es más difícil porque los equipos se refuerzan y aprietan, pero tenemos que marcarnos un objetivo alto para que, si luego no llegamos, no nos quedemos demasiado cortos”, comentó.

“El objetivo es alto para que no nos quedemos demasiado cortos”