Las medidas de la Xunta impiden las fiestas de Nochevieja en locales

Xabier Barral, durante una manifestación | Pedro puig
|

En las redes sociales llevan días circulando anuncios de fiestas de Nochevieja en locales de zonas como la calle de Torreiro y Matogrande, establecimientos con licencias de cafetería y restaurantes que pretendían abrir a las seis de la madrugada, nada más terminar el toque de queda que comenzaba a la 01.30 horas, para celebrar la entrada de 2021 en cuanto fuera posible. Sin embargo, la nueva medida de apertura desde las once de la mañana publicada por el Diario Oficial de Galicia (DOG) viene a complicar unos planes que podrían suponer un problema sanitario. 

Muchas de las publicaciones ofrecen cenas de fin de año hasta la una y media de la mañana, la hora exacta en la que comienza el toque de queda, vendiendo zonas reservadas para respetar el aforo. La Policía Local ya había tomado nota de los locales donde se iban a celebrar estos eventos, y aunque no podía evitar que tuvieran lugar, pensaba hacer inspecciones de todos ellos. “Esto no es como un fin de año cualquiera, donde hay muchos locales abiertos, esta noche hay pocos y puedes vigilarlos todos”, señalan fuentes municipales. De hecho, este año el tradicional dispositivo navideño se reforzará para poder garantizar esta vigilancia. 

Muchos hosteleros estaban en contra de estas medidas. Luis Diz, de  la asociación de locales de ocio nocturno Galicia de Noite, condenó esta clase de iniciativas por peligrosas. “Yo (es gerente del Pelícano) no voy a abrir el día 1. Estamos muy cerca de que todo acabe, y ahora es el momento de tener cabeza. El porcentaje de contagio en A Coruña es de 7,5% de contagio, como lleguemos al 10%, nos cierran”, advierte Diz. 

Eventos privados
De una opinión semejante es Xabier Barral, un portavoz de la plataforma Shostelería, de reciente formación. “Hai moito listo”, señala. Él tampoco va abrir su negocio, aunque el 31 abrirá hasta  las siete de la tarde: “Parece ser que estaban ofertando unha cea hasta a unha e media da noite, o que é inviable, e logo abrir as seis, que non me parece que proceda”. En este sentido, Barral considera que para un año atípico no puede haber un Fin de Año típico. “Non abriremos (es el dueño de La Barbería) o día 1 porque queremos descansar e  non queremos festas privadas tampouco”

Ese punto, el de las fiestas privadas, es más difícil de controlar. Las autoridades están seguras de que proliferarán, pero poco pueden hacer si se celebran en un domicilio, aparte de apelar a la responsabilidad. Fuentes municipales esperan que la noche del jueves al viernes este tipo de incidencias se disparen.

La plataforma Shostelería nace para agilizar las ayudas al sector
La plataforma Shostelería celebró ayer su presentación oficial en un sencillo acto en los soportales de la Domus. Está formada por hosteleros que se manifestaron varias veces en María Pita y pretende que se agilicen las ayudas municipales. Su líder, Xabier Barral espera poder estar presente “con voz, aínda que entendemos que con voto non” en la mesa que decidirá los próximos Presco, “e as cousiñas que entendemos que están mal”, ayudar a sus empleados y crear una campaña de publicidad del sector, porque está convencido de que a la hostelería se la demonizó durante la pandemia, sobre todo por parte de la Xunta. “Unha campaña para voltar con seguridade”. En total son 40 firmas de empresarios las que llevan recogidas.

Las medidas de la Xunta impiden las fiestas de Nochevieja en locales