El 'Prestige' tenía vía de agua 4 días antes del accidente, según tripulación

Imagen tomada del circuito de televisión de la sala de prensa de Ángel del Real Abella, excapitán del Puerto de A Coruña, durante su declaración como testigo en el juicio por la catástrofe medioambiental del petro

El comandante de helicóptero del Helimer Galicia Francisco Muñoz Corrales ha aludido a una conversación, mantenida en el hangar con alguno de los 17 tripulantes de nacionalidad filipina rescatados en la tarde del 13 de noviembre, en la que se mostraban "bastante enfadados" con el capitán, Apostolos Mangouras, porque llevaban "4 días" con "problemas serios".

"Dijeron vía de agua", ha afirmado Muñoz Corrales al ser inquirido por el abogado de la armadora sobre los "problemas" que sufría el petrolero durante una nueva jornada del juicio que se celebra en A Coruña por la catástrofe medioambiental causada por el hundimiento del "Prestige".

Esta revelación pone en duda la actuación del capitán del "Prestige", quien lanzó la señal de socorro por una vía de agua a las 15.15 horas del 13 de noviembre de 2002.

El capitán del Prestige ha sido acusado además de no haber colaborado para hacer firme el remolque del petrolero pese a recibir la orden por parte de el centro de Salvamento de Fisterra.

"Ni obedecieron, ni colaboraron en el remolque. Estaban esperando la autorización de la armadora", ha afirmado el comandante del helicóptero Pesca II, Francisco Guerrero, cuya orden era evacuar a los tres mandos que quedaban en el buque, el capitán, el oficial y el jefe de máquinas que se negaron a abandonar el buque.

Durante las horas posteriores al siniestro, los helicópteros Pesca I y Pesca II se encargaron de la evacuación de los tripulantes del "Prestige", así como de vigilar la aparición de manchas en alta mar.

A este respecto, los responsables de los medios marítimos y aéreos que participaron en las labores de rescate han coincidido en señalar la existencia de una mancha "densa" con una extensión de unas 5 millas que presumiblemente se dirigiría a tierra.

"Tarde o temprano (las manchas) irían a tierra", ha afirmado Jesus Calvo Figueroa, patrón del Sertosa 32, el primer remolcador que consiguió dar ayuda al "Prestige".

"Es lógico que fueran hacia tierra", ha corroborado el comandante del Helimer Galicia, Evaristo Álvarez.

Estas afirmaciones vendrían a contradecir la versión del exdirector general de la Marina Mercante José Luis López Sors, quien defendió la decisión de alejar el buque de la costa para evitar la contaminación.

"Sabíamos que el mar iba a actuar como una central química e iba a ir lavando ese fuel", aseguró López Sors durante su declaración en la causa.

El juicio, que comenzó en A Coruña el pasado 16 de octubre y se prolongará hasta la próxima primavera, ha continuado esta mañana con la declaración como testigos de comandantes de helicópteros de salvamento y remolcadores que participaron en el rescate del petrolero.

Los tres acusados en este juicio son López Sors, Mangouras y el jefe de máquinas del petrolero, Nikolaos Argyropoulos, estos dos últimos de nacionalidad griega, para los que se piden penas de prisión que oscilan entre los 5 y los 12 años.

El Ministerio Fiscal reclama por la 'marea negra' provocada por el hundimiento del 'Prestige' indemnizaciones por daños que suman 4.442 millones de euros.

El 'Prestige' tenía vía de agua 4 días antes del accidente, según tripulación

Te puede interesar