Incertidumbre en el último día de concesión del hotel Atlántico antes de la entrada de Galena

Algunos elementos del interior del edificio fueron depositados en contenedores | javier alborés
|

El último día del contrato de Parisiana S.A. para la gestión del edificio del hotel Atlántico llega inmerso en incertidumbre en torno a aspectos de relevancia como el futuro de los trabajadores o el mobiliario del establecimiento.
Este mediodía es el momento en el que NH, actual encargada de explotar el hotel, deberá entregar las llaves a Parisiana, quien se lo había subarrendado. A partir de entonces se iniciará un período de doce horas hasta que a medianoche comience la nueva concesión, que corresponde a Galena Hotels.
La transición de un contrato a otro se produce con las últimas horas llenas de varios interrogantes por los que habrá que esperar hasta última hora para conocer su resolución.
Ayer por la mañana todavía hubo una reunión entre el concejal de Empleo y Economía Social, Alberto Lema, también responsable del área de Contratación, y representantes de la empresa saliente y de la entrante. En ella se trataron diversos aspectos en torno al cambio de gestor, pero la principal cuestión sobre la mesa fue el futuro del mobiliario actual del hotel.
Según fuentes cercanas a la negociación, el interés de Parisiana sería el de vender el mobiliario a la nueva concesionaria del edificio, que por su parte lleva días aceptando reservas a partir del próximo viernes.
Sin embargo, las mismas fuentes señalan que la falta de acuerdo entre las empresas es notable ya que Galena, que pertenece al Grupo Hotusa, no estaría dispuesta a abonar la cantidad que reclama la actual concesionaria por estos elementos. De hecho, tras la reunión de ayer las posturas todavía continuaban bastante distanciadas.
Mientras se negociaba la transición, se procedió a la retirada de diversos elementos y objetos del edificio que no pertenecían ni a NH ni a Parisiana, sino a proveedores o terceros. Como ejemplo, se retiraron productos alimentarios o algunas máquinas.

Versión municipal
Respecto a esta situación, fuentes municipales señalan que Parisiana está obligada a cumplir una serie de condiciones establecidas en el contrato que termina hoy y que está vigente desde 1968. “Cando remate a concesión ten que deixar o edificio baleiro de enseres”, explican que se recoge en el convenio. Además, indican que “a nova adxudicataria (en referencia a Galena Hotels) cumpriu todo por agora”.
Así, la nueva encargada de explotar el inmueble comenzará a hacerlo a partir de esta medianoche, aunque ello no incluye que se tengan que ofrecer los servicios de hotelería desde el inicio. Por el contrario, sí que están obligados a mantener a una plantilla de 41 empleados.
Precisamente el futuro de los actuales trabajadores es otro de los asuntos pendientes. Estos explican que “NH ten preparados os finiquitos” y que Hotusa les trasladó su intención de subrogar al personal, aunque añaden que por ahora “ninguén firmou ningún papel”. “Mentres non haxa garantías por un lado, tampouco as hai polo outro”, resumen la situación.
Los trabajadores permanecen a la espera de conocer a cuentagotas la evolución del proceso de transición de una concesión a otra y lamentan el papel que ha desempeñado el Ayuntamiento en esta situación.
La incertidumbre entre los empleados del hotel es total a la vista del último día de concesión y no saben qué va a suceder con ellos. Esta situación les lleva incluso a plantearse diversas medidas de presión, aunque por el momento no habían tomado ninguna decisión.

Indignante e bochornosa
El BNG considera “indignante e bochornosa a inacción” del Gobierno local en el proceso de relevo en la concesión del hotel Atlántico que “condena á incerteza ós traballadores do establecemento hostaleiro”.
La formación señala que los empleados, a 24 horas de la finalización de la concesión, desconocen cuál va a ser su futuro a partir de mañana. l

Incertidumbre en el último día de concesión del hotel Atlántico antes de la entrada de Galena