Culleredo exige que este año se inicien cinco proyectos de infraestructuras

Representantes de la Xunta visitaron en septiembre el solar del futuro centro de salud de O Portazgo

El Ayuntamiento de Culleredo exige que este año se inicien las obras de cinco proyectos de infraestructuras que dependen de la Xunta y de la Diputación.
El alcalde, Julio Sacristán, hizo pública ayer la lista de peticiones, que está compuesta por una serie de actuaciones de “máxima prioridad” para los vecinos del municipio.
La principal demanda se centra en el ámbito sanitario. El regidor espera que comiencen las obras de un centro de salud en O Portazgo, en unos terrenos que, según fuentes municipales, fueron cedidos a la Xunta hace ya cuatro años.
Sacristán quiere que la licitación de los trabajos sea publicada este mes por la Consellería de Sanidade. Recuerda el mandatario local que el pasado mes de noviembre responsables autonómicos visitaron la parcela y en aquel momento se dejó constatada la consignación de fondos europeos para el proyecto.
El primer edil entiende que el proceso no se puede demorar más, dada la saturación que experimenta el actual centro sanitario de Acea de Ama.
Otro ámbito que el alcalde considera prioritario es el relativo a la educación. El Ayuntamiento confía en que la Xunta saque a licitación las obras de “forma inmediata”, ya que ha finalizado la redacción del proyecto de construcción de un centro de Educación Secundaria, que se ubicará en el núcleo de Acea de Ama, en O Burgo, en terrenos de la antigua Laboral.
El equipo de gobierno cullerdense asegura que este último proyecto es una de las “principales necesidades” de la comunidad educativa porque las aulas del instituto Blanco Amor “no dan más de sí”.

sin demoras
El alcalde pide que se aceleren al máximo los plazos para evitar posibles retrasos que puedan demorar otro curso su puesta en funcionamiento. Asimismo la construcción de un nuevo colegio de Infantil y Primaria constituye otro de los puntos esenciales.
En este caso, Sacristán anuncia que el Ayuntamiento urbanizará la parcela que lo albergará, situada en la avenida de Rutis. Construirá aceras y la dotará de los servicios de abastecimiento y saneamiento como paso previo a cederla a la Xunta.
Los trabajos se llevarán a cabo en breve plazo. Mientras, el Ayuntamiento espera que el Gobierno autonómico ordene la redacción del proyecto y así avanzar en el proceso.
La reclamación de infraestructuras completa la lista de peticiones del equipo de gobierno.
El alcalde aguarda que en 2014 se lleve a cabo la ampliación del puente de O Burgo, en la carretera AC-211, imprescindible para aliviar el tráfico.
El Ayuntamiento también indica que otra de las obras esperadas será la construcción de aceras en la carretera de A Ermida, que conecta Vilaboa con Tarrío, por parte de la Diputación.
El regidor cullerdense asegura que esta mejora de la seguridad vial es también una actuación largamente demandada por los vecinos cullerdenses. n

Culleredo exige que este año se inicien cinco proyectos de infraestructuras

Te puede interesar