Fomentar la productividad y disfrutar de la calma en el encierro

19 marzo 2020 página 17 A Coruña.- La preocupación por el efecto y la aplicación de los ERTE colapsa gestorías y asesorías Verjas bajadas y comercios cerrados es la estampa habitual desde que comenzó el e
|

El encierro no es agradable para casi nadie, pero además supone un factor de riesgo para las personas más vulnerables psicológicamente. Los expertos aconsejan mantenerse ocupados y estar en contacto con los seres queridos para no perder el norte. 
“Es muy importante, ya se viene diciendo estos días, mantener una rutina parecida a la del día a día. Con unos horarios pautados para que al levantarnos no nos tengamos que preguntar qué hacer”, señala Isabel Otero, psicóloga sanitaria y colaboradora en el equipo de emergencias psicosocial de Cruz Roja.
Hay que mantenerse activos y ocupados, ya que “la sensación de ser productivos es muy satisfactoria y debe usarse como un recurso positivo”, explica la experta, quien añade que “si se convive con más personas hay que respetar los espacios físicos y horarios de los demás y repartir las tareas para evitar conflictos, que en estos momentos es lo menos recomendable”.
Otero llama la atención sobre la necesidad de acceder “solo a información veraz”: “Estamos siempre conectados y no podemos dar pábulo a bulos o cadenas que no son de fuentes oficiales. Tenemos que mantener la calma y estar comprometidos con la situación, pensar un poco en todos”, dice. 
Prohibido aislarse 
Se conviva o no con familiares o amigos, los especialistas recomiendan no aislarse mientras dure el confinamiento. “Tampoco debemos abusar y estar preguntando constantemente a los demás cómo están, porque no es necesario que cunda el pánico, pero se puede hablar por redes o videollamadas para hablar de otras cosas”, señala la psicóloga.
El día a día social y acelerado que impera actualmente, dice Isabel Otero, “no nos permite calmarnos, así que este es buen momento para parar un poco y ver nuestra vida desde otro ritmo, desde otra perspectiva”.
Es “crucial”, explica la profesional, reservar un espacio del día para hacer ejercicio. “Es buenísimo para nuestro bienestar físico y psicológico, hay muchos recursos en internet para seguir unas tablas”, comenta.
Además, considera interesante diferenciar los días del encierro “y hacer alguna cosa diferente el fin de semana”. “La sensación de agobio y ansiedad es normal, hay que adaptarse a un cambio de un día para otro pero no hay que anticiparse a lo que va a pasar ni tener pensamientos catastróficos”, apunta Isabel Otero.
Respecto a los mayores y al hecho de que algunos siguen saliendo a pasear como si no ocurriese nada, la psicóloga sanitaria señala que el paso del tiempo suele mermar la resiliencia y la capacidad de adaptarse a los cambios. 
“Cada uno tiene sus ritmos para procesar qué es lo que está pasando, hay gente que se resiste a creérselo, pero hay que colaborar por el bien común”, dice.
Enfermos de cáncer 
Arantxa Vidal, psicóloga en la Asociación Española Contra el Cáncer, recuerda que los afectados por esta enfermedad no han de preocuparse por sus citas o revisiones. “Cada centro está tomando las medidas adecuadas y los protegerán para evitar contagios. Es muy importante que mantengamos la calma para facilitarles el trabajo a los equipos sanitarios”, asegura. 
La AECC mantiene operativo las 24 horas el teléfono gratuito de Infocáncer (900 100 036).

Fomentar la productividad y disfrutar de la calma en el encierro