Arteixo - La familia de la niña del velo solicitó plaza en Marruecos para que reanude los estudios

|

El Ideal Gallego-2011-06-24-018-bd63ace8

fran moar > arteixo
  La familia de la niña de origen marroquí, que acostumbra a llevar velo islámico y que se niega a quitárselo en el aula, solicitó plaza en el país alauita para que la menor continúe sus estudios.
La decisión se hace pública un día después de que la Xunta, a través de la Consellería de Educación, trasladase a la escolar del nuevo colegio de Arteixo al centro educativo Ponte dos Brozos, coincidiendo con la última jornada lectiva del presente curso académico.
El traslado, que a la familia de la menor no se le comunicó oficialmente hasta las 13.00 horas del miércoles, ha generado controversia. Una entidad como el Foro Galego de Inmigración (FGI) ha denunciado que la expulsión del centro de la niña da por finalizado “de forma inaceptable” un conflicto prolongado a lo largo de todo el curso escolar.
“Como consecuencia fundamentalmente de la actitud de la Consellería de Educación que no intervino para resolverlo en el momento en que se produjo”, apuntan fuentes del FGI.
La entidad recuerda al Ejecutivo autonómico que tiene obligación de legislar y establecer claramente principios que obliguen a los reglamentos de régimen interno de los centros educativos de Galicia a asumir el carácter intercultural de la sociedad.
El foro considera, además, que la extensión de este tipo de actuaciones podría derivar en una situación “intolerable de separación del alumnado por creencias religiosas o culturales, contrario a los más elementales principios democráticos y de salvaguarda de los derechos humanos”.
Cabe recordar que la decisión de la Xunta de trasladar a la escolar al colegio Ponte dos Brozos cerraba un expediente que se abrió, a principios de este año, cuando los padres de la niña denunciaron que la dirección del centro educativo sancionó a la alumna por incumplir una de las reglas del reglamento interno. La que obliga a todos los alumnos a permanecer con la “cabeza descubierta” durante las clases.
No obstante, Redouane Hakim, que así se llama el padre de la menor, lejos de mostrarse conforme con el decreto de la Xunta interpuso una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de Arteixo, después de que la dirección del centro educativo negase, tanto a él como a la niña, el acceso el miércoles al interior del recinto.

Conflicto > Este conflicto escolar, que en principio podría concluir con la marcha de la pequeña a Marruecos, comenzó cuando los responsables del centro privaron de forma temporal que la niña participase en actividades extraescolares y complementarias. Entre ellas las excursiones.
La escolar estudió hasta el pasado curso académico en el vecino colegio de Ponte dos Brozos, que carece de un reglamento interno similar. La junta directiva apuntaba, en su momento, que la normativa de la prohibición de utilizar el velo se reducía al ámbito del aula y que con ello no pretenden discriminar a nadie.
Una discriminación que, asimismo, quiere evitar el alcalde de Arteixo, Carlos Calvelo. El regidor, que respetando la autonomía de cada centro, aboga porque todos los del municipio tengan el mismo reglamento.

Arteixo - La familia de la niña del velo solicitó plaza en Marruecos para que reanude los estudios