Feijóo convoca a los gallegos a votar el 12 de julio por ser la fecha más segura

El presidente de la Xunta, durante la rueda de prensa en la que anunció la fecha electoral | david cabezón
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció ayer que los gallegos irán a las urnas el 12 de julio, por ser la fecha “más segura”, aunque el decreto de convocatoria contempla la posibilidad de que, si se diese una circunstancia extraordinaria (como podría ser un rebrote del coronavirus), se puedan volver a suspender los comicios y aún quedaría margen para fijar otra fecha antes de que, en otoño, se agote la legislatura.

Así lo recoge, según ha explicado Feijóo, la “larga y motivada jurídicamente” exposición de motivos del decreto que analizó ayer el Consello de la Xunta, en una reunión extraordinaria, en la que Feijóo, al igual que ha hecho el lehendakari, Iñigo Urkullu, en su comunidad, ha ratificado su intención de que la cita electoral se celebre “cuanto antes”, el primer domingo que permite la legislación, ya que deben transcurrir 54 días entre la convocatoria y la votación.

Si todo sale conforme lo previsto tanto por Feijóo como por Urkullu, Galicia y Euskadi irán a votar por cuarta vez desde 2009 el mismo día este verano. 

Previamente, habrá que repetir todo el proceso preelectoral, que incluye la confección de las listas, con las incertidumbres ligadas a la evolución del coronavirus, y algunas novedades, como el análisis de qué medidas se van a adoptar en los colegios electorales para que los gallegos puedan ejercer con seguridad el derecho al voto.

El presidente explicó que la junta electoral analizará el decreto de convocatoria y que los expertos que asesoran a la Xunta también articularán recomendaciones para que se pueda votar con garantías, extremo para el que también espera la “colaboración” de la Administración central y así se lo ha demandado, según ha revelado, al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

En todo caso, enfatizó que las “incertidumbres” que llegaron con la pandemia seguirán no solo en julio, sino durante los meses siguientes y puede que hasta que haya una vacuna para defenderse del Covid-19, por lo que, bajo su punto de vista, era preciso adoptar una decisión en relación a las elecciones.

Para hacerlo, ha recordado que, de acuerdo con el mandato que incluía el decreto por el que se suspendieron los comicios del 5 de abril, escuchó a los principales partidos gallegos. De ellos, sus principales rivales (PSdeG, Galicia en Común-Anova Mareas y BNG) se han opuesto a julio

El presidente de la Xunta ha afeado que, más allá de oponerse, las principales fuerzas de la oposición no planteasen “alternativas”. “La oposición no presentó informe de ningún experto. Algún partido planteó hacerlas en septiembre, otro en agosto, otro que si en octubre y, si no, gobernar Galicia con un acuerdo entre los grupos”, ha relatado.

Elecciones atípicas
Además, Feijóo aseguró que “lo perceptivo y lo legal” es que la campaña electoral dure 15 días pero ha avanzado que trasladará a su partido que “disminuya la actividad” así como el número de personas que asisten a los actos.

“Hoy escuché a determinados grupos que consideran que yo quiero reducir la campaña, ni quiero ni no quiero, eso es responsabilidad de cada partido”, ha señalado Feijóo, que incidió en que son los propios partidos los que deciden si “si la reducen o no” y no “el presidente de uno de los partidos”. “No soy quien para decidir cuanto deberá o no durar cada campaña”, ha manifestado el líder de los populares gallegos en la rueda de prensa Aunque el presidente autonómico ha señalado que por parte de algunos partidos” ya ha empezado “una larga precampaña electoral”.

Feijóo convoca a los gallegos a votar el 12 de julio por ser la fecha más segura