El PP denuncia que las políticas de la Marea provocan inseguridad

Loa arcos cerrados de O Parrote se han convertido en un picadero de heroína | aec
|

El PP exigió ayer explicaciones al Gobierno local por la “pasividad” que consideran tiene la Marea en materia de Seguridad Ciudadana. A esto suman la denuncia por la “permisividad” con los okupas ilegales dela Comandancia.
Tomando en la mano los datos de la memoria de actividad de 2016 y comparándolos con los de 2014, el último completo de los populares al frente de María Pita, aseguran que “no cambiaron quienes mandan en la Policía Local, cambió Ferreiro, que asumió la competencia de Seguridad Ciudadana y relajó el control sobre el cumplimiento de las ordenanzas, perjudicando a los que las cumplen y favoreciendo a quienes las incumplen”.


Respecto al control del tráfico, el PP asegura que Ferreiro ha permitido que se incumplan las normas, lo que se observa, según dicen, en el descenso de un 35% en el número de multas y en el “aumento del caos de tráfico”. Además, los populares afirman que ha caído un 28% la cifra de vehículos retirados por la grúa. “Ferreiro no solo no ha adoptado ni una sola medida para mejorar la movilidad de la ciudad, sino que además de bloquear las iniciativas de otras administraciones en este campo, es desesperante su pasividad a la hora de luchar contra quienes incumplen la normativa dificultando la movilidad de los vehículos y perjudicando a todos los coruñeses”, afirman.


En lo que respecta a las infracciones administrativas, el PP subraya que en 2016 cayeron un 60% los decomisos por venta ambulante respecto a 2014. Lo mismo ocurre en el caso de las infracciones por denuncias contra “aparcacoches” ilegales, que bajaron un 95 por ciento. “Cualquiera que pasee por la ciudad comprobará que la venta ambulante ilegal ha aumentado, con el consiguiente perjuicio para los comerciantes que pagan sus impuestos, los sueldos de sus empleados y llegan con dificultad a final de mes”, señalan desde el principal partido de la oposición.

“Vista gorda”
Además, los populares denuncian que el Gobierno de Ferreiro “hace la vista gorda” con los locales de ocio, razón por la cual se ha rebajado un 40% el control de cumplimiento de la ordenanza de ruidos y en un 52% el de horarios.


Se quejan también desde el PP de que en 2016 se redujo un 5% el personal de las Unidades de Distritos, destacando la disminución del 10% en la Unidad Nocturna o la caída de un 95% en el número de vehículos adquiridos para la policía. También subrayan que los recortes llegan a las jornadas de y acciones de formación vial en las que participan colegios, que bajaron un 10%.
Concluyen desde el Partido Popular que el balance de Ferreiro como responsable de Seguridad Ciudadana es “de auténtico desastre tanto por su permisividad con los okupas ilegales como con la pasividad” a la hora de hacer cumplir las distintas ordenanzas y normativas: “Ahora nos explicamos por qué delegó la competencia en la edil de Igualdade”.

El PP denuncia que las políticas de la Marea provocan inseguridad