Trece nuevos casos en hospitales elevan los muertos por COVID-19 a 337 en la comunidad gallega

GRAF377. CELANOVA (OURENSE), 22/03/2020.-Una trabajadora sanitaria se dispone a entrar a la residencia de mayores San Carlos de Celanova (Ourense), que se ha convertido en el principal foco de contagio de la provincia tras contabilizar actualmente un tota
|

Los fallecidos por COVID-19 en la comunidad gallega se elevan a 337, tras confirmarse en las últimas horas trece nuevos casos en los hospitales.

En concreto, se trata de un hombre de 97 anos en el Hospital do Barbanza, otro de 84 anos en el centro compostelano A Rosaleda y una mujer de 90 en el Complexo Hospitalario de Santiago.

También ha fallecido una mujer de unos 87 años ingresada en el Hospital de Valdeorras y dos hombres, de 79 anos y 57 años, en el Complexo Hospitalario da Coruña.

El resto de casos han sido dos varones, de 84 y 97 años, en el Complexo Hospitalario ourensano; cuatro mujeres de 86, 82, 83 y 97 años en el Chuvi y otra de 94 años ingresada en Povisa. Los trece presentaban patologías previas.

El cómputo de fallecidos en hospitales se sitúa así en 272 desde el inicio de la pandemia en Galicia. De ellos 78 en A Coruña, 58 en la de Vigo, 53 en Ourense, 38 en Santiago, 16 en Ferrol, 18 en Lugo y 11 fallecidos en la de Pontevedra.

RESIDENCIAS

En el caso de las residencias de la tercera edad, el número de fallecidos a causa del coronavirus ha ascendido a 65 víctimas en estas instalaciones.

Desde que se inició la alerta por la pandemia, han muerto 17 mayores en el centro DomusVi de San Lázaro, 14 en el DomusVi de Cangas, otro en Nuestra Señora de Fátima (Barco de Valdeorras), otros 12 en la residencia Nuestra Señora de la Esperanza y 8 en la DomusVi del barrio vigués de Barreiro, uno en la residencia Moledo (Vigo).

También se han producido 6 en El Portazgo (A Coruña), uno en el Fogar Bellolar, otro en la residencia de Castro Caldelas, uno más en Remanso Claudina-Somoza (A Coruña), uno en San Carlos de Celanova, otro en la residencia Divino Maestro (Ourense) y uno en la residencia de Bande.

Según los datos trasladados por Sanidade, del total de 337 fallecidos por la pandemia, al menos 125 son muertes vinculadas con centros residenciales.

Es decir, si 66 fallecieron en las propias residencias, otras 60 personas usuarias de estos centros lo hicieron en hospitales o en las llamadas residencias integradas.

Trece nuevos casos en hospitales elevan los muertos por COVID-19 a 337 en la comunidad gallega