Los accidentes laborales bajaron un 55% durante los últimos cinco años en Galicia

El Ideal Gallego-2014-04-26-029-9a1c12ab
|

La conselleira de Traballo e Benestar, Beatriz Mato, destacó ayer que en estos últimos cinco años los accidentes laborales registrados en la comunidad gallega han descendido un 55 por ciento, por lo que la representante autonómica abogó por la prevención continua de riesgos en el trabajo.
El próximo lunes se celebrará el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, y, para esa fecha, Mato indicó que las empresas que apuestan por la seguridad, además de ser “más seguras y saludables”, son más rentables y proporcionan “mayor bienestar” a la sociedad en su conjunto.
La Xunta se ha adherido a esta conmemoración a través de la Declaración institucional aprobada el pasado jueves en el Consello da Xunta, que aspira a concienciar al conjunto de la sociedad, informó el departamento en un comunicado.

implicación de todos
“La prevención, por supuesto, debe ser impulsada desde los poderes públicos como, de hecho, se hace desde el Issga, pero también es imprescindible contar con la implicación de las empresas, de los agentes sociales y de los propios trabajadores”, aseveró Mato.
La titular de este departamento autonómico participó durante la mañana de ayer en la inauguración de una jornada técnica organizada por el Instituto Gallego de Seguridad y Salud Laboral (Issga) en materia de prevención, un ámbito que la propia conselleira postuló con motivo además de la conmemoración del lunes, que se centrará en el uso de los productos químicos en el lugar de trabajo.
Según Mato, el uso de productos químicos es común en muchos sectores productivos y resulta “fundamental seguir unas directrices para evitar cualquier repercusión negativa en la salud de los trabajadores y en el medioambiente”.
El Issga ha puesto en marcha un “Mapa de riesgo químico en el sector industrial”, que estará listo en junio y en el que colaboran 180 empresas de Galicia, con la revisión además de casi 6.000 fichas de seguridad de los productos empleados en estos centros de trabajo.

Los accidentes laborales bajaron un 55% durante los últimos cinco años en Galicia