La Xunta garantiza la idoneidad del punto de encuentro familiar provisional

las responsables visitaron las seis salas del centro patricia g. fraga
|

Las críticas al punto de encuentro familiar del Centro Santiago Apóstol son infundadas o al menos eso intentó demostrar ayer la Xunta ofreciendo una visita a la instalación. En el encuentro, la secretaria de Familia e Inclusión, Amparo Domínguez, defendió que el local cumple todas las condiciones “de seguridad e higiene” descritas en el decreto 9/2009 que regula estos espacios.

El centro, que por el momento es provisional a la espera de que se adecuen unas oficinas en la planta baja del inmueble, dispone actualmente de seis salas que son atendidas por una educadora y dos psicólogos de la Fundación Meniños, que se encarga de la gestión. Tras el recorrido, Domínguez –que estuvo acompañada de la delegada de la Xunta en A Coruña, Belén do Campo–, resaltó que “una imagen vale más que mil palabras” transmitiendo la idea de que el inmueble es idóneo para cubrir el servicio.

La directora de la Fundación Meniños, Mónica Permuy, comentó que quizá las acusaciones de la Asociación Ve-la luz se deban al aspecto que presentaba la infraestructura en su primera semana de vida por culpa del traslado desde el antiguo local en el centro. “Magia no tenemos y tuvimos que hacer el acondicionamiento del servicio; se pintó, se acondicionó la red eléctrica, se aclimató el local, vino una empresa de prevención de riesgos...”, enumeró.

 

unos 100 casos abiertos

Así razonó que el punto, que actualmente atiende unos 100 casos –una veintena relacionados con sentencias por violencia de género y otros puntuales en los que uno de los progenitores tiene que ser trasladado desde la cárcel de Teixeiro para ver a sus hijos–, es totalmente seguro tanto dentro como en el exterior.

Precisamente su ubicación apartada origina otra de las quejas de Ve-la luz. En este sentido, la secretaria xeral recordó que el centro Santiago Apóstol “está al lado de los hospitales y pasan todas las líneas de autobús”. Desde Meniños refrendaron este discurso comentando que la policía conoce las horas en las que hay encuentros vinculados a casos de violencia e incrementa la vigilancia en esos momentos.

 

La Xunta garantiza la idoneidad del punto de encuentro familiar provisional