Negreira hace planes de futuro para la estación de autobuses

El Ideal Gallego-2015-05-17-007-5df031df
|

Segundo día de grandes anuncios de remodelación de la ciudad por parte del PP.  El candidato a la Alcaldía, Carlos Negreira, presentó ayer un proyecto para los barrios de Cuatro Caminos, A Gaiteira, Os Mallos, la Estación, A Cubela, Monelos y Elviña, que vinculará a través de un gran parque que propone que se construya en la parcela de la estación de autobuses.
“Será un nuevo equipamiento de usos múltiples para ocio familiar, con una gran zona verde. Un centro para que los niños y jóvenes puedan desarrollar actividades deportivas y de ocio a cubierto”, explicó Negreira.
“Además de dar respuesta a una demanda de las familias –continuó-, se generará un punto de encuentro entre los barrios, actualmente incomunicados por este tapón urbanístico, y pasará a ser un espacio accesible”.
El nuevo parque, que se denominará La Estación, se ubicará en una parcela de 75.000 metros cuadrados –de los cuales 40.000 se destinarán a zona verde– en el solar de la actual estación de autobuses y será una realidad gracias al compromiso de la ministra de Fomento, Ana Pastor, de que A Coruña cuente con la estación intermodal en 2018, para la llegada del AVE. De esta manera, la terminal de autobuses se traslada a San Cristóbal, quedando liberada la parcela.
El parque no solo servirá para completar los servicios y espacios públicos del barrio, sino que también pretende convertirse en un nuevo punto central y de convivencia para toda la ciudad.
Por otra parte, el Partido Popular instaló su carpa informativa en la zona del Ensanche, donde permanecieron expuestos los principales proyectos ejecutados en el barrio durante este presente mandato.
Los visitantes pudieron contemplar la reforma integral del entorno comprendido por las calles Enrique Dequidt, Federico Tapia, Emilia Pardo Bazán, Fonseca y plaza del Libro.
También allí se encontraban, entre otros, la apertura del tapón urbanístico de la calle Nicaragua y la ampliación de los juegos infantiles en las plazas de Pontevedra y Vigo.

Negreira hace planes de futuro para la estación de autobuses