El BCE garantiza liquidez suficiente en euros para apoyar el crecimiento

Escultura del euro a las puertas de la sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort (Alemania). EFE/Archivo
|

El Banco Central Europeo (BCE) garantiza que proporcionará suficiente liquidez en euros para apoyar el incipiente crecimiento económico en la zona de la moneda única tras haber mantenido los tipos de interés en el 0,5 %.

En su boletín mensual de octubre, publicado hoy, el BCE señala que "el Consejo de Gobierno permanecerá particularmente atento a cualquier evolución que pueda tener implicaciones para la orientación de la política monetaria y está dispuesto a considerar todos los instrumentos disponibles".

Entre estos instrumentos está la posibilidad de inyectar más liquidez en el sistema, por ejemplo a largo plazo, pero también hay otras medidas como reducir el coeficiente de reservas mínimas que deben mantener los bancos, algo que ya hizo en el pasado.

El BCE inyectó un billón de euros en préstamos a tres años en dos operaciones, la primera a finales de diciembre de 2011 y la segunda a finales de febrero de 2012.

Asimismo redujo en enero de 2012 el coeficiente de caja que exige a los bancos comerciales desde el 2 hasta el 1 %, lo que supuso que quedaron libres 100.000 millones de euros, para apoyar la actividad del mercado de dinero.

El miembro alemán del comité ejecutivo del BCE, Jörg Asmussen, también ha mencionado la posibilidad de dejar de absorber la liquidez del primer programa de compra de deuda soberana.

Los expertos descartan que el BCE vaya a recortar de nuevo el precio del dinero los próximos meses pero coinciden en señalar que aplicará nuevas medidas de liquidez.

Los tipos de interés en el mercado de dinero podrían subir cuando los bancos devuelvan la liquidez a tres años que les prestó el BCE.

"De cara al futuro, la orientación de la política monetaria del Consejo de Gobierno seguirá siendo acomodaticia durante el tiempo que sea necesario, conforme a las indicaciones aportadas en julio", según el BCE.

Además, el Consejo de Gobierno confirma su expectativa de que los tipos de interés oficiales se mantengan en los niveles actuales o en niveles inferiores durante un período prolongado.

Pese a esta orientación de la política monetaria, los tipos de interés a corto en el mercado de dinero han subido ante las señales de recuperación económica en la zona del euro.

Tras seis trimestres de caída, el producto interior bruto (PIB) de la zona del euro creció un 0,3 % en el segundo trimestre de 2013, frente al trimestre anterior.

No obstante, el BCE hace hincapié en que "los riesgos para las perspectivas económicas de la zona del euro siguen apuntando a la baja".

La evolución de las condiciones de los mercados monetarios y financieros mundiales y las incertidumbres conexas podrían afectar negativamente a la situación económica.

Otros riesgos a la baja son una subida de los precios de las materias primas en un contexto de intensificación de las tensiones geopolíticas, con una demanda mundial más débil de lo previsto y con una aplicación lenta o insuficiente de reformas estructurales en los países de la zona del euro.

Por otra parte, hoy se anunció que el BCE y el Banco Popular de China han acordado una línea de intercambio bilateral de euros y yuanes durante tres años para garantizar liquidez en la divisa china ante el crecimiento del comercio y la inversión entre la zona del euro y China.

El BCE podrá acceder a un máximo de 350.000 millones de yuanes mediante esta línea swap y a cambio el Banco Popular de China (central) accederá a 45.000 millones de euros.

El BCE garantiza liquidez suficiente en euros para apoyar el crecimiento