Reportaje | La Torre da la salida a una aventura turística en casas rodantes

|

Llevarse la casa a cuestas como hacen los caracoles es otra historia; una historia de garantía de comodidad y de confianza que abre un mundo de posibilidades a la hora de hacer turismo de una manera diferente. Esa nueva ventana a la realidad gallega la abrirán, a partir del día 30, el Caravaning Club Yakart y la Asociación Galega de Autocaravanas. Será cuando retomen una ruta de este tipo de vehículos por Galicia con una cuarta edición tras el parón forzoso del año pasado.
La organización calcula que se unirán a la marcha unos 30 vehículos y alrededor de 70 personas –aún hay tiempo para que los rezagados se apunten por 550 euros que incluyen las cenas y visitas– que partirán de los pies de la Torre de Hércules para abrir camino hacia Lugo con la intención de disfrutar de su Arde Lucus. Habrá tiempo de ponerse las vestimentas de romanos o celtas y después tocará despojarse de ellas para viajar a un complejo turístico con un interesante conjunto museístico en O Barco de Valdeorras. 
Son solo las primeras etapas de la aventura, pero  el presidente del Caravaning Club Yakart, Antonio Jul, lamentó que lo vayan a aprovechar pocos autocaravanistas, quizá por la suspensión de 2016. “Pensábamos llegar a las 45 o 50 caravanas y confiamos en conseguirlo el año que viene”, aseguró, pues tanto él como su vicepresidente y tesorero de la Asociación Galega de Autocaravanas, Sindo López, aclararon que los turistas que se mueven con su hogar móvil están creciendo mucho. 
No deben ir desencaminados cuando cada vez más municipios gallegos contactan con ellos para conocer qué se requiere para crear áreas dedicadas a estos minipisos rodantes. Cuando cerraron la ruta de 2015, seis ayuntamientos los llamaron y algunos ya han estrenado sus zonas de estacionamiento y carga y descarga de aguas. 
Las grandes ciudades 
Son, sobre todo, los municipios pequeños los que apuestan por este tipo de infraestructuras, si bien para Jul “Galicia es la región española que más preparada está para este turismo”. Gracias a ello nuevamente se apostará por recorrer municipios como Cartelle, Allariz, Mondariz, Cambados (donde se cortará una calle para que estacionen) y Santiago, donde tendrá lugar el fin de fiesta y la despedida hasta 2018. 
La pega es que Ourense intentó crear una zona específica y no pudo y en Vigo nadie atiende a las demandas de la agrupación gallega. Respecto a las posibilidades que ofrece A Coruña a los autocaravanistas, Jul comentó que hay dos estaciones, una de ellas la privada de Yakart y la otra la municipal de O Portiño. 
Ambas son gratuitas pero la segunda, la del Ayuntamiento, no está ubicada en una zona que inspire demasiada confianza a los viajeros. Además del “aislamiento” que tiene de la ciudad, “está bastante abandonada y no se le presta atención a la limpieza”. l

Reportaje | La Torre da la salida a una aventura turística en casas rodantes