Uno de los asesinos del soldado británico Rigby comparece ante el juez en Londres

|

El presunto islamista Michael Adebowale se sentó ayer por primera vez en el banquillo tras haber sido acusado del asesinato de un soldado el pasado 22 de mayo a plena luz del día en una calle de Londres.
Rodeado de fuertes medidas de seguridad, Adebowale, de 22 años, compareció ante la Corte de Magistrados de Westminster, en el centro de la capital, tras ser acusado anoche de la muerte del militar y de posesión de un arma de fuego, un revolver KNIL modelo 91 de 9,4 milímetros.
El imputado, que iba vestido con sudadera gris y pantalón blanco, se limitó a confirmar sus señas de identidad en la breve vista ante el juez Howard Riddle, quien pospuso el proceso hasta el próximo lunes en el tribunal penal de Old Bailey en Londres.
Adebowale y otro sospechoso, Michael Adebolajo, de 28 años, fueron detenidos tras presuntamente asesinar a machetazos al soldado Lee Rigby cerca de su cuartel en el barrio londinense de Woolwich, a media tarde y delante de varios testigos.
Adebolajo fue filmado con las manos ensangrentadas y sosteniendo un cuchillo mientras explicaba que había cometido el ataque en nombre del Islam.

Uno de los asesinos del soldado británico Rigby comparece ante el juez en Londres