Arteixo - El feirón semanal tiene una lista de espera de más de cien vendedores

|

El Ideal Gallego-2011-05-22-016-132b925c

m. rodríguez > arteixo
  La venta ambulante tiene una gran fuerza en toda la comarca coruñesa en general y en particular en Arteixo. En el municipio, cada sábado por la mañana se reúnen curiosos, compradores y, por supuesto, los puestos que comienzan a levantarse a las diez de la mañana y se van sobre las tres de la tarde. Aunque la crisis afecta a todos, lo cierto es que el feirón semanal cuenta con buena salud y más de un centenar de personas están en lista de espera para poder exponer sus productos.
Los puestos se suceden uno tras otro desde la parte de atrás de la plaza de Derechos Humanos, hasta la entrada del paseo fluvial del entorno de la iglesia. En total, alrededor de setenta personas –en muchos casos familias– intentan hacer que sus productos sean los más atractivos para atraer a los clientes.
Ante la demanda plasmada en la citada lista de espera y por el volumen actual de puestos, una de las opciones que se plantean desde la administración arteixana es ampliar la feria y que los puestos se instalen en dos alturas. Es decir, en la explanada donde se desarrolla ahora y por la parte de abajo, en el paseo fluvial.
Aunque prácticamente se puede encontrar cualquier cosa que uno imagine, por encima de todo, los puestos más abundantes son los que se dedican al textil y a la alimentación.
En este último apartado, muchos vecinos venden los productos que extraen de sus huertas. Son los escaparates más pequeños y en donde el colorido de las hortalizas y frutas de cada temporada sirven de reclamo.

Recaudación > Los puestos de la feria semanal tienen una ordenanza que los regula y en donde se establece lo que tiene que pagar cada uno de los vendedores por ofrecer su mercancía.
De este modo, y en concepto de ocupación de la vía pública, el Ayuntamiento recauda alrededor de unos 8.000 euros anuales con este impuesto. Una tasa que lleva al menos un par de años congelada, como apuntan desde la administración municipal.
El metro lineal cuesta a cada asistente 0,45 euros cada vez que despliega su tenderete en los alrededores de la casa consistorial. Algunos de los comerciantes pagan por los 52 sábados que tiene el año, mientras que otros prefieren pagar según la jornada que vayan.
En este último caso, los que menos pagan son 90 céntimos por día de venta. Además, en este caso, el Ayuntamiento cuenta con una serie de cobradores habilitados que son los encargados de realizar los cobros por día y según recibo o ticket, de los que después tienen que dar cuenta al departamento de Tesorería, como explica la ordenanza.
El resto de los stands de la feria realizan un pago fraccionado cada seis meses a través de transferencia a la cuenta municipal.

Arteixo - El feirón semanal tiene una lista de espera de más de cien vendedores