May ve alejarse la mayoría absoluta a pocos días de las elecciones británicas

La primera ministra británica, Theresa May, se hace un selfi con un ciudadano | Matthew Lloyd (efe)
|

La mayoría absoluta que buscaba la primera ministra, Theresa May, cuando convocó elecciones anticipadas de cara a fortalecer su posición para la negociación del Brexit con Bruselas parece cada vez más lejana, y los sondeos apuntan a que los laboristas se sitúan cada vez más cerca del Partido Conservador de May. Las elecciones son el próximo jueves.


El último sondeo publicado por YouGov sitúa al Partido Conservador en 308 asientos, a 20 de la mayoría absoluta en el Parlamento de Westminster. Mientras, el Partido Laborista de Jeremy Corbyn continúa su escalada y se sitúa ya en 261 escaños, cuatro más que en el último sondeo publicado el viernes por la encuestadora. En otro estudio publicado ayer por Opinium, el Partido Conservador ganará las elecciones con un 43 por ciento de apoyo, mientras que los laboristas se quedan en el 37%. Esta ventaja de seis puntos supone una rebaja de 4 con respecto a los diez puntos que tenía May en la encuesta de Opinium publicada el pasado 27 de mayo. Desde el 21 de marzo, la media de los sondeos ha reducido de 17,8 a menos de 10 la ventaja de la primera ministra con respecto al Partido Laborista.

Terceras opciones
Con esta aritmética y siempre que no haya mayoría absoluta conservadora, los dos principales partidos podrían mirar a terceras opciones, como el Partido Liberaldemócrata o el Partido Nacionalista Escocés, que contarán con una representación mínima pero importante en Westminster.


Por su parte, la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, aseguró el pasado viernes que cree que el Partido Conservador ganará las próximas elecciones, si bien no descartó apoyar al Partido Laborista y a los liberaldemócratas para conformar una “alianza progresista” en el caso de que los tories pierdan la mayoría en Westminster.


En declaraciones a la BBC, Sturgeon dijo que si los tories no consiguen una clara mayoría en el Parlamento, su formación, el Partido Nacionalista Escocés (SNP), estaría a favor de conformar una “alianza progresista” con otros partidos de oposición estudiando caso por caso.


“El resultado más probable es una victoria tory, pero una victoria tory seguramente no va a ser un refuerzo de la mayoría”, afirmó la ministra principal de Escocia, crítica con la gestión de la primera ministra británica por considerar que su región debe tener una opción para permanecer en la Unión Europea en el marco del proceso de salida del bloque.


Si los conservadores llegaran a perder la mayoría parlamentaria, el resultado supondría un importante cambio en el escenario político británico.


“Si la aritmética parlamentaria lo permite, me gustaría que el SNP formara parte de una alternativa progresista a un Gobierno conservador, no como coalición, sino en la base de estudiar tema por tema”, explicó Sturgeon.

Apoyos
La postura de Nicola Sturgeon conlleva que su formación estaría dispuesta a apoyar al Partido Laborista de Jeremy Corbyn, y a trabajar con los liberaldemócratas, dos formaciones que se oponen a que Escocia se independice del Reino Unido.


Las encuestas prevén que el SNP gane sin dificultades en Escocia, aunque podría llegar a perder alguno de los 54 escaños que tiene en la actualidad del total de 59 que corresponden al territorio escocés en Westminster.

May ve alejarse la mayoría absoluta a pocos días de las elecciones británicas