La depuradora tiene desde 2009 un sistema de desinfección que nunca ha funcionado

augas de galicia detectó que el sistema de desinfección nunca había cumplido con su función patricia g. fraga
|

Augas de Galicia avisa al Ayuntamiento. No hace ninguna advertencia expresa, pero le exige medidas. Se trata de la EDAR –Estación Depuradora de Aguas Residuais– de Sada, que vio cómo en el año 2009 se procedió a la instalación de un equipo de desinfección que no ha entrado, casi cuatro años después, en funcionamiento.

La Xunta, a través del citado departamento –dependiente de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas–, señala en una carta enviada al alcalde, Ernesto Anido, que ha detectado esta nula actividad del equipo de desinfección en la ronda de auditorías periódicas que se realizan para comprobar las condiciones de funcionamiento de este tipo de instalaciones en Galicia.

La Xunta exige “unha revisión completa” de este equipo antes de ponerlo en marcha

En ese trabajo, afirma el Gobierno autonómico, “cobra unha crecente importancia o funcionamento do equipo de desinfección debido á necesidade de que as nosas rías cumpran cos obxectivos de calidade” que se establecen por ley. Y ese equipo es el que está “apagado dende a súa instalación” en Sada.

La Xunta recuerda asimismo que la depuradora sadense vierte a una zona clasificada como “Zona B”, en virtud de una orden por la que se declaran y clasifican las zonas de producción de moluscos bivalvos y otros invertebrados marinos en aguas competencia de la Comunidad Autónoma de Galicia.

 

casi dos millones

El gobierno local, quien dijo haber recibido esta misma semana la notificación de la Xunta –firmada el pasado viernes–, recordó que la inversión para la instalación de este equipo de desinfección ascendió en su día a 1,8 millones de euros.

Anido encargará
un informe para saber quién es el responsable

Fue en abril de 2009, subraya el equipo dirigido por Ernesto Anido, cuando el entonces alcalde y hoy portavoz del BNG, Abel López Soto, “firmó la recepción de unas obras presupuestadas en casi dos millones de euros, según se descubrió ahora tras la auditoría de la Xunta”.

Los técnicos municipales, como indica el Ayuntamiento, “atribuyen a un defecto de diseño del equipo” del que el anterior ejecutivo local, formado por BNG y PSOE, “presumía” en 2009, cuando calificaron las nuevas instalaciones, añade el consistorio, “como una mejora que permitirá aumentar en un 40% la capacidad de la depuradora”.

Tal y como continúa el gobierno local, en el momento en que se presentó el sistema, se hablaba, por parte de nacionalistas y socialistas, de “filtración del agua tratada y desinfección de las aguas con rayos ultravioleta”, pero, lamentan, “semejante avance tecnológico, a pesar de su elevadísimo coste, jamás llegó a entrar en funcionamiento”.

Anido ha encargado ya un informe a los responsables de Medio Ambiente “que permita no solo depurar las responsabilidades que puedan derivarse, sino también corregir la situación”.

El gobierno local trasladará posteriormente a la Xunta toda la información recabada en este futuro informe sobre la situación de la depuradora.

 

La depuradora tiene desde 2009 un sistema de desinfección que nunca ha funcionado