Las FARC defienden que el diálogo de paz es un paso gigantesco para Colombia

Los integrantes del equipo negociador de la guerrilla de las FARC en los diálogos de paz con el Gobierno colombiano Ricardo Téllez, alias "Rodrigo Granda" (c), la holandesa Tanja Nijmeijer (d) y Luciano Marín, alias "Iván M&aac
|

Las FARC afirmaron hoy que el actual diálogo para intentar la paz es un "paso gigantesco" para Colombia y por eso la guerrilla se la está "jugando" y persistirá en ese proceso, al margen de los "términos fatales" que pueda poner el Gobierno de Juan Manuel Santos.

"El hecho que las FARC estén aquí en La Habana tratando el tema de paz es un paso gigantesco para nuestro país, y nos la estamos jugando y nos la vamos a jugar por la paz, de eso no quepa la menor duda", aseveró hoy el guerrillero Ricardo Téllez, alias "Rodrigo Granda" y miembro del equipo negociador de los insurgentes.

En declaraciones a periodistas en el Palacio de Convenciones de La Habana, sede de las conversaciones, Granda indicó que a las FARC no les "aterra" que en el Gobierno "sigan con la campaña de que hay que retirar" el diálogo, e insistió en que Colombia "ha sido consciente que la paz es necesaria" y el proceso "hay que rodearlo".

"Si ahora el Gobierno ha puesto términos fatales nosotros en eso no nos metemos, ellos pueden actuar de acuerdo con su criterio. Sí, nosotros seguiremos persistiendo para siempre (...) en que es necesario la salida política dialogada al conflicto social y armado que vive Colombia", manifestó Granda.

Con estas declaraciones la guerrilla volvió a responder a las declaraciones que realizó la semana pasada el presidente colombiano Juan Manuel Santos, quien advirtió de que si no hay avances en las conversaciones de paz entre su Gobierno y las FARC se levantará de la mesa de diálogo.

El grupo armado ya se había referido a esas palabras de Santos el martes, cuando dijo que esperaba que al Gobierno no se le ocurriera "patear la mesa" y llamó al pueblo colombiano a movilizarse en defensa del diálogo.

Las conversaciones de paz entre el Gobierno de Santos y la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) comenzaron en La Habana en noviembre pasado con el objetivo de poner fin al conflicto armado que ya dura 50 años.

Tras varios ciclos de diálogo, los negociadores se mantienen actualmente en la discusión del primero de los seis puntos de la agenda, referido al problema agrario en Colombia.

Mañana está prevista la conclusión de otro ciclo del proceso, que tiene a Cuba y Noruega como países garantes y a Venezuela y Chile como acompañantes.

Las FARC defienden que el diálogo de paz es un paso gigantesco para Colombia