“Las ayudas de emergencia social han aumentado un 20% en los dos últimos años”

El Ideal Gallego-2015-04-03-019-7af00e56
|

María Jesús González Roel es la responsable de Servicios Sociales, Educación e Igualdad en Cambre. A punto de acabar el mandato realiza un repaso por su gestión en estas áreas.

¿Cómo valora su paso por sus áreas?
Para mí ha sido muy positivo y la colaboración del equipo en Servicios Sociales y Educación ha sido extraordinaria no tengo más que palabras de alabanzas. Se han mantenido muchos programas que ya estaban en marcha. Por el hecho de llegar no rompí con ellos, continúe mejorándolos. Creo que si algo funciona, lo pusiera en marcha quien lo pusiera, debe continuar. Desde luego fue mi empeño continuar con lo que funcionaba bien, mejorarlo y optimizarlo, como fue el primer plan de conciliación que se aprobó en Cambre que me extrañó y me dolió muchísimo que todos los grupos de la oposición se abstuviesen y lo que recogía este plan era todo lo que se había hecho desde 2003 y crear un nuevo servicio que era, después de muchas consultas con todos los agentes sociales, cubrir una franja horaria que teníamos sin cubrir y creo que fue un éxito mío y de mis antecesores. Es la herramienta que más puede ayudar a la mujer para conciliar su vida laboral y familiar.

El PSOE denunciaba que los niños sin comedor escolar se quedaban sin transporte...
Nosotros no tenemos competencia ni en comedores ni en transporte escolar. Mi preocupación es que todos los niños que lo soliciten y les corresponda comedor tengan plaza y eso a día de hoy se está cumpliendo. Otra cosa es que los padres que utilizan el transporte escolar no quieran dejarlos en el comedor y exigen que se ponga un autobús para que se traslade a sus niños y la Xunta dice que por dos o tres niños que no está dispuesto a poner ese servicio y no es una demanda mayoritaria. Es una libre elección de los padres y ellos tienen que buscar una solución.
Querían ampliar en 2015 la partida de emergencia social en un 15% ¿Se debe al aumento de usuarios?
Los dos últimos años podríamos hablar de un 20% de aumento en las ayudas de emergencia social. En 2010 que fueron con los presupuestos que entramos eran 40.000 euros, en 2011, 57.000 euros. En 2014 se presupuestaron 125.000 y gastamos 135.000 euros y la previsión es que se llegue a los 175.0000, que era lo que  se contemplaba en los presupuestos que fueron rechazados. Se atendieron a todos los usuarios que pasaron por el departamento.

¿Cuántos usuarios son?
Son distintas ayudas. En vales de comida se dieron 660, 20 para productos farmacéuticos, 75 para bonobus, 24 recibos de alquiler, 48 recibos de luz y agua, 356 familias para material escolar, una familia con gasto de óptica y otra con otros tipos de gasto. El número de usuarios es de 200 y cuando entramos, con 120 o 125 y con el mismo personal, con lo cual, agradezco muchísimo todo el esfuerzo que están haciendo desde el departamento, porque siguen manteniendo prácticamente al día las ayudas. Hoy, hay un pequeño retraso y se ha contratado un trabajador social temporal para solventarlo.

En 2012 crearon la despensa ¿El objetivo era completar esos vales de alimentación?
Damos unos vales por unidad familiar de 50 euros para producto fresco. Lo que intentamos con la despensa es complementar. Los vales dan para lo que dan y para que puedan centraren productos frescos y complementar con productos no perecederos.

Tres años después tocó ampliarla, ¿fue por el aumento de usuarios?
En realidad, durante este tiempo estuvimos de manera provisional en el campo Dani Mallo, que no era un sitio muy propicio, demasiado alejado para los usuarios y en Deportes necesitan esas instalaciones. Ahora hemos reformado un local por lo que va a estar definitivamente la despensa en A Barcala y está gestionado por voluntariado, a los que les agradezco su labor. Lo están haciendo muy, muy bien, como si fuese un pequeño almacén de comestibles. Y con esta ampliación se amplía y se mejora el servicio.

Al llegar al gobierno había muchas protestas por el servicio del 065 ¿Cómo está ahora?
Nosotros entramos en junio, y había protestas antes de que nosotros entrásemos por el mal funcionamiento del 065. Yo le mandé en julio una carta a Benestar exigiéndole un buen funcionamiento. Sabía que muchas personas de Cambre estaban siendo desatendidas o mal atendidas por este servicio y como complemento a este servicio y por el mal funcionamiento puse en funcionamiento el bonotaxi, por el cual le doy a los que cumplen los requisitos un bono de 600 euros para poder utilizar taxis en Cambre. Conseguimos un taxi adaptado para Cambre y puedo decir que desde 2012 no he vuelto a recibir una sola queja del 065, pero quizás sea motivado por el complemento que tenemos en el Ayuntamiento, porque sé de otros municipios que siguen recibiendo quejas. 

“Las ayudas de emergencia social han aumentado un 20% en los dos últimos años”