Apoyo unánime de la corporación a los afectados de Novo Mesoiro

El Ideal Gallego-2013-12-24-007-20f5db31
|

La corporación logró ponerse de acuerdo en el pleno de ayer a la hora de apoyar a las cerca de 400 familias afectadas por la supresión de las ayudas para el pago de hipotecas de viviendas de protección, la mayoría de ellas de Novo Mesoiro. El texto, que presentó el PP y que fue ratificado por el PSOE, el PP y el BNG, da traslado de las demandas planteadas por los vecinos que se quedaron sin las ayudas a las hipotecas del Plan de Vivienda 2009-2012 por un real decreto de 2012.
En la moción –a la que se suma un ruego oral del BNG– se insta al Ministerio de Fomento a que revise la interpretación de este artículo, “para que no se aplique con carácter retroactivo”, y se solicita la devolución de las ayudas reconocidas hasta la entrada en vigor de la Ley 4/2013 del 4 de junio, de entre 85 y 120 euros al mes. El texto también incluye un apartado en el se solicita a la Xunta –responsable de abonar las ayudas–, previo análisis y valoración por parte de sus servicios jurídicos, que proceda a la revisión de las resoluciones denegatorias dictadas conforme a la circular del ministerio hasta la entrada en vigor de la Ley 4/2013 del 4 de junio, con el objetivo “de garantizar” lo derechos de las familias afectadas.
La concejala de barrio Susana Pazo, encargada de exponer el texto, recordó que la moción hace referencia a las demandas de los afectados, y aseguró que el alcalde, Carlos Negreira, mantuvo reuniones con los responsables de la Xunta para tratar de buscar a una solución, que las familias que han perdido la ayuda achacan a una mala interpretación de la norma estatal por parte del Gobierno gallego. Aunque calificaron de “oportunista” la moción, en la oposición mostraron su apoyo al texto y se instó al gobierno local a cumplir con el compromiso adquirido al ratificar la iniciativa en el pleno.
No todas las mociones que se plantearon ayer corrieron la misma suerte que la de los conservadores. El PP, con su abstención, impidió el debate de las nueve iniciativas de EU, el BNG y el PSOE, entre ellas dos mociones para apoyar la querella argentina contra los crímenes del franquismo, una de transparencia municipal u otra en defensa de la sanidad pública.
Pese a que el pleno duró más de cuatro horas, también hubo tiempo para los ruegos orales, dos de ellos del PSOE para pedir la modificación de la nueva normativa que regula el aborto y para solicitar la supresión de la torre de alta tensión en el Camiño Costa do Castro. Por parte del BNG, se presentó un ruego para reclamar una calle en honor a Marcelino Liste.

Apoyo unánime de la corporación a los afectados de Novo Mesoiro