EU acusa a los ediles de barrio de ser un simple “tapón burocrático”

Santiso lamenta la parálisis respecto a Alvedro
|

  El grupo municipal de Esquerda Unida-Os Verdes puso ayer en duda la utilidad de los concejales de barrio por su “paupérrimo” efecto sobre la participación ciudadana. Según denuncia la coalición, cada uno de los tres ediles realizó solo 200 reuniones con vecinos en 10 meses, una cifra similar a la alcanzada por su portavoz, César Santiso, que los acusa de ser “tapón burocrático”.

EU calcula que los concejales de barrio mantuvieron un total de 600 encuentros con ciudadanos desde que están en el gobierno, lo que supone “datos semellantes ao traballo desenvolvido por EU con un só concelleiro sen dedicación exclusiva que ademais ten que atender toda a actividade municipal”.

En opinión de Santiso, la reorganización del servicio para repartir a los ediles por barrios demuestra las “deficiencias” que denuncian. “Nestes meses pasados cada concelleiro actuaba indistintamente e de xeito anárquico por toda a cidade”, subrayó el concejal.

El problema, según lamenta, es que los representantes municipales son un tapón “que ralentiza e complica a interacción da veciñanza co Concello”. Además, los acusa de ofrecer “un trato desigual entre as distintas asociacións de veciños segundo a maior ou menor afinidade política”.

 

Alvedro y los toros > El grupo municipal también criticó la actitud del Ayuntamiento en lo relativo al aeropuerto de Alvedro por “inhibirse da defensa dos intereses da bisbarra coruñesa diante dos ataques do seu partido”.

Para Esquerda Unida, desde Madrid falta compromiso para mejorar la pujanza de Alvedro frente a otros aeródromos y la corporación local está demostrando “que está a gobernar na Coruña segundo intereses partidistas”.

Aún así, no todo fueron críticas para el partido de gobierno: la anulación de las ayudas municipales a la feria taurina es vista con buenos ojos. “A decisión do goberno local é unha boa nova para os coruñeses que, a través das subvencións, estábamos a financiar un acto rexeitado pola meirande parte da veciñanza”, destacó Santiso.

EU acusa a los ediles de barrio de ser un simple “tapón burocrático”