Continúa la investigación del accidente ferroviario en Amsterdam

|

Las autoridades holandesas investigan las causas del accidente de tren que el sábado causó 125 heridos, 56 de ellos graves, en la estación central de Amsterdam, indicaron hoy fuentes de la empresa gestora de los ferrocarriles holandeses, ProRail.

Los convoyes que ayer colisionaron no serán retirados hasta que terminen las pesquisas del accidente, en el que por el momento no hay que lamentar víctimas mortales pese a la extrema gravedad de al menos 13 de los heridos.

La investigación, que durará todavía "varias horas" se centra en saber los motivos por los que los dos convoyes circulaban por la misma vía en direcciones contrarias, según indicó un portavoz de ProRail a la radio holandesa Radio 1.

El maquinista de uno de los trenes, que resultó herido leve, ha confirmado que ambos convoyes circulaban a una velocidad estimada de 50 kilómetros por hora, mientras que el otro maquinista no ha podido hacer declaraciones a la policía porque está grave.

La circulación ferroviaria entre Amsterdam y las ciudades de Zaandam, Haarlem y el aeropuerto Schiphol está suspendida a causa del accidente, si bien el aeródromo es accesible a través de otra estación cercana a Amsterdam, Duivendrecht.

La ministra de transportes, Melanie Schultz, ha indicado que espera conocer lo antes posible las causas del accidente, que ocurrió ayer hacia las 16.00 GMT entre la estación central de Amsterdam y la de Sloterdijk, un suburbio de la ciudad, cuando dos trenes colisionaron frontalmente.

La compañía nacional de ferrocarriles (NS) explicó que un convoy rápido colisionó con otro que realizaba paradas frecuentes.

Continúa la investigación del accidente ferroviario en Amsterdam