Israel advierte de que “sabrá qué hacer” si Siria recibe de Rusia misiles S-300

soldados israelíes realizan unas maniobras en los altos del golán, en la frontera con siria efe/abir sultan
|

El ministro israelí de Defensa, Moshé Yaalón, advirtió ayer de que su país “sabrá qué hacer” en el caso de que Rusia concrete el envío de baterías de misiles antiaéreos S-300 a Siria.
“Los misiles son una amenaza y puedo dar fe de que no se ha acelerado la venta. Esperemos que no se concrete pero si ocurre sabremos qué hacer”, afirmó durante una visita a una base militar, según la edición digital del diario Yediot Aharonot.
Yaalón no entró en mayores detalles sobre el tipo de actuaciones a las que se refería, pero el Gobierno sirio y fuentes occidentales responsabilizan a Israel de dos bombardeos a principios de mayo, y otro en enero, contra objetivos en territorio sirio.
Según medios internacionales, los blancos atacados transportaban armas que iban a ser suministradas por Damasco a la milicia del movimiento libanés pro-iraní Hizbulá, aliado del presidente Bachar al Asad en la guerra civil en la que está inmerso desde hace dos años.
Los misiles S-300 son un importante escudo antiaéreo con el que Al Asad cuenta para evitar incursiones aéreas, tanto de Israel como en el caso de que Occidente decidiera intervenir.
Yaalón explicó que Rusia, a pesar de sus declaraciones en defensa del acuerdo con Siria, porque aportaría “estabilidad” a la región al impedir una regionalización del conflicto, aún no ha enviado los misiles al Ejército sirio. En un encuentro ayer con los medios internacionales, el ministro de Asuntos Estratégicos e Inteligencia de Israel, Yuval Steinitz, aseguró que Israel “no está envuelto ni quiere verse envuelto” en el conflicto sirio.
“Hemos decidido no animar ni a EEUU ni a Europa a tomar decisión alguna ahí porque es una situación muy complicada”, aseguró el ministro, quien sin embargo recalcó que Israel se “defenderá y reaccionará ante cualquier amenaza de parte de Siria”.
Por su parte, Rusia defendió ayer la venta de misiles a Siria con el argumento de que no pueden ser usados contra los rebeldes, a diferencia de las armas que suministrarían países de la UE a la oposición tras el levantamiento del embargo.
“Tales pasos son en gran medida un factor de contención para impedir que algunas mentes calenturientas otorguen a este conflicto un carácter internacional con participación de fuerzas externas”, afirmó Serguéi Riabkov, viceministro ruso de Exteriores.
Riabkov subrayó que los misiles antiaéreos S-300 “son un factor estabilizador” contra una intervención exterior, en oposición a las afirmaciones del secretario de Estado norteamericano, John Kerry, que tachó esos misiles de factor desestabilizador. n

Israel advierte de que “sabrá qué hacer” si Siria recibe de Rusia misiles S-300