Una banda del Este que asaltaba pisos en A Coruña se traslada a la comarca

Varios edificios de la zona de O Burgo, en Culleredo, han sido asaltados patricia g. fraga
|

Desde hace casi dos semanas, los domicilios de los residentes del área metropolitana están sufriendo continuos asaltos por parte de lo que fuentes de la Guardia Civil describen como una “banda itinerante de Europa del Este” que ha cometido cerca de 40 robos en pisos y se ha hecho con un botín que estimaciones oficiosas elevan a más de 300.000 euros, sin que por ahora se haya conseguido practicar ninguna detención.
Las autoridades sospechan que se trata del mismo grupo que durante los últimos meses había operado en A Coruña, llegando a cometer hasta ocho robos al día, y ahora se ha trasladado al área debido a la presión policial, que ha multiplicado las patrullas y detenido a varios sospechosos. Sobre todo, porque el número de  robos en A Coruña ha descendido en la misma medida en las últimas semanas. Ahora, Culleredo, Cambre y Sada se encuentran entre los municipios afectados.
Los primeros golpes se dieron en octubre, y desde entonces su número no ha dejado de aumentar. “Es curioso, pero siempre ocurre lo mismo cuando se acercan las Navidades, que los robos aumentan, y es que los ladrones también necesitan más dinero para celebrar las fiestas”, explica un guardia civil. El grupo está compuesto por lo menos por tres personas, una de las cuales se dedica a la vigilancia, mientras los otros dos penetran en la vivienda.

con puertas de seguridad
“Hay algunas puertas de seguridad que abren con una facilidad tremenda, van directamente al dormitorio principal y lo revuelven todo buscando sobre todo oro”, describen las mismas fuentes del Instituto Armado: “Eso ya era habitual, pero ahora también roban los Ipads, aunque por los ordenadores y otros aparatos electrónicos no suelen interesarse”.
Precisamente que sean expertos en abrir algunos tipos de puertas de seguridad es un motivo más para sospechar que se trata del mismo grupo de A Coruña, porque la Policía ya destacó este hecho durante unos robos en Os Castros. Se trata del “bupin”, un método que consiste en emplear una llave con muchos agujeros en la cerradura que permite girarla golpeándola con un martillo.
 En el área, zonas con la avenida de Juan Carlos I, en Cambre, o la de la Marina, en Sada, han sufrido varios allanamientos y fuentes de la Guardia Civil denuncian las limitaciones que tienen que superar a la hora de perseguir estos delitos: “En la mayoría de los municipios afectados los recortes han dejado a una única patrulla para toda la zona. Los delincuentes lo saben y pueden controlar los coches”. En esta situación, las autoridades se hayan en desventaja. n

Una banda del Este que asaltaba pisos en A Coruña se traslada a la comarca