Los centros educativos coruñeses superan con buena nota el primer trimestre de la era coronavirus

La comunidad educativa terminó este martes las clases tras un primer trimestre de incertidumbre y adaptación a las medidas anticontagios, como el uso continuo de mascarillas o la ventilación en las aulas, además de la creaci&oa
|

Los centros educativos de A Coruña han superado con nota el primer trimestre de la era covid, tiempos difíciles en los que muchos colegios han conseguido no clausurar aulas y completar los planes de estudio previstos de forma presencial.

“Llegamos a estas vacaciones de Navidad agotados física y mentalmente. La comunidad educativa ha hecho un enorme esfuerzo para mantener todas las precauciones y medidas sin que resintiese la formación”, explica Begoña de Blas, vicedirectora del IES A Sardiñeira.

En el caso de este instituto, estos primeros meses lectivos se han saldado sin confinar a ninguna clase, aunque recientemente sí tuvieron que aislar a un departamento docente por registrar varios casos positivos. “Adaptamos el centro desde el primer momento y con el mismo personal, prácticamente, hemos logrado sacar adelante este trimestre; el alumnado, además, se ha portado muy bien, usando en todo momento mascarillas y pasando frío, al tener que tener las ventanas abiertas”, cuenta la vicedirectora.

De Blas asegura que el equipo de profesores de A Sardiñeira se muestra “optimista” con la situación y confían en recuperar la normalidad “hacia final de curso”. “Todo esto es tan incierto que no podemos hacer planes, pero lo cierto es que estamos esperanzados con las vacunas. Ojalá recuperemos pronto todas nuestras actividades: intercambios lingüísticos, excursiones, salidas culturales...”, explica.  

Socialización 
La vicedirectora destaca la importancia del contacto con el profesor y la socialización entre alumnos para el correcto desarrollo académico. “Están mucho más contentos ahora que vienen a clase y ven a sus amigos. Lo que cara a cara se tarda diez minutos en explicar, virtualmente puede llevar más de una hora”, dice.

Antonio Leonardo Pastor, presidente de la asociación de directores de centros públicos de A Coruña y director del CEIP Curros Enríquez añade que la “especial concienciación” de los niños y la “buena disposición y esfuerzo” de los maestros han formado un “engranaje perfecto” este primer trimestre de curso.

Pastor señala que este período escolar “comezó con incertidumbre, pero se tomaron las medidas acertadas y se ha conseguido una casi normalidad”. La educación, dice, fue presencial “en la práctica totalidad de los colegios”, con algunas excepciones, aunque todos estaban preparados para llevar a cabo una formación virtual si fuera necesario.

Centros como Hijas de Cristo Rey de Oleiros enviaron un comunicado a todas las familias agradeciendo el enorme esfuerzo realizado estos meses por parte de todos, especialmente de los alumnos. La comunidad educativa de A Coruña y Cee cerró el trimestre con 140 casos activos y cinco aulas cerradas –una en la escuela municipal Agra do Orzán, otra en la escuela A Casa dos Títeres, otra en la Vila da Xunqueira (Cee), una más en el CEIP Galán de Arteixo y la última en el CPR Plurilingüe Hijas de Cristo Rey.

Los centros educativos coruñeses superan con buena nota el primer trimestre de la era coronavirus