El rector arremete contra los recortes y pide a la Xunta que congele las tasas

Copia de El Ideal Gallego-2014-01-28-015-d49568db

“As consecuencias da crise e das políticas aplicadas para a enfrontar, tradúcense nun galopante incremento das desigualdades sociais”, afirmaba Xosé Luís Armesto, rector de la Universidad, durante el acto de entrega de los premios a la excelencia académica, el día de la festividad de Santo Tomás de Aquino. La crisis y los recortes estuvieron muy presentes en el discurso del decano que pidió a la Xunta que para el curso que viene congele el precio de la matrícula.
Armesto destacó que la Universidad es “parte viva da sociedad”, por lo que son conocedores de lo que ocurre en su entorno. Una situación económica “crúa, fonda e prolongada” que está siendo “devastadroa”. No se olvidó el rector del paro, ni de la “precariedade, empobrecemento, inseguridade vital e estrangulamento das expectativas persoais e familiares dun amplo sector da poboación”.
Y como parte de la sociedad, las instituciones académicas padecen los recortes, a pesar de que la educación “como a sanidade, é un ben social, un dereito fundamental”. Por ello, “non se pode tratar como un ben de consumo máis”. Añadió el responsable de la entidad que cualquier decisión política o administrativa “que implique pasos atrás supón un retroceso social, que afecta de cheo á equidade”.

"Elitismo nas aulas"
Para Armesto, el trato que recibe por parte del Gobierno central suponen “atrancos” al acceso a los estudios universitarios. Una situación que “nos devolven ás sombras dun elitismo nas aulas que dabamos por superado”.
Los recortes no solo afectan en el incremento de tasas o en lA restricción de las becas. Las políticas “drásticas” inciden en el salario de los profesionales, las partidas para infraestructuras y en los recursos para la investigación, como enumeró el rector.
Continuó Armesto explicando un punto más por el que la educación universitaria se ve dañada: el Estado impuso una “moi dura restrición que só permite repoñer un de cada dez profesores que se xubilan ou causan baixa”. Una medida “moi levisa” que iba a ser “provisoria” pero continúa todavía y alcanza incluso “aos procesos de promoción e consolidación do profesorado”.
En respuesta a esta situación, y con la intención de ayudar al alumnado, Armesto recordó que la Universidad decidió crear un fondo social para “atender as emerxencias económicas dos estudantes”, después de “endurecer o acceso ás bolsas”. Son 100.000 euros para “o alumnado excluído das axudas”.

El rector arremete contra los recortes y pide a la Xunta que congele las tasas

Te puede interesar