Manjarín: “Fede ha pasado a formar parte de la historia”

16 junio 2013 / 18 agosto 2014 Fútbol Fotografía del exjugador del Depor Manjarín
|

 

Más de 230 futbolistas del Deportivo contribuyeron a que Fede Cartabia anotara el gol 2.000 del equipo coruñés en Primera División. El tanto del argentino quedará grabado para la historia, como otros goles redondos anteriores. Entre ellos, el 1.000, obra de Javier Manjarín, que ayer atendió la llamada de dxt campeon. 
“Es una cifra especial porque pasas a formar parte de la historia del club. Ese gol siempre quedará en las estadísticas, aunque luego no haya dejado de ser un gol más”, explica el ex internacional español.
Minutos después de haber anotado el gol 2.000, su autor le restaba trascendencia. Manjarín encuentra una explicación: “Es lógico, porque no has conseguido el objetivo colectivo de los tres puntos y te sabe a poco, pero él ahora ha pasado a formar parte de la historia del Depor. Siempre que se haga referencia a goles redondos, hablarán del suyo, como lo han hecho del mío”.
“A medida que pase el tiempo”, dice el asturiano afincado en A Coruña, será cuando el argentino se dé cuenta de la trascendencia de su gol. No es de los que da títulos, pero sí de los que hacen historia.
Dentro de unos años, volverá, si todo va bien, a recordarse el gol de Manjarín y el de Fede Cartabia. “Estas semanas me he sentido un poco más especial por las llamadas de la prensa para recordarte que marcaste el gol mil. En este caso, se lo debo a Fede, que marcó el 2.000”, dice. Entre uno y otro tanto, han pasado más de 21 años. 
Para el goleador, es como si hubiera sido ayer. “Me acuerdo perfectamente. Era ante el Valladolid y recuerdo la jugada. Pero me acuerdo de ese gol como de muchos que marqué con el Depor, porque tuve la suerte de formar parte de un equipo muy bueno”, explica. Entre ellos, destaca varios por la trascendencia que tuvieron: “He tenido la suerte de meter goles que significaron cosas. El gol mil, pero también el que supuso superar una eliminatoria ante el Aston Villa, el que contribuyó a lograr la Ssupercopa en el Bernabéu ante el Real Madrid (1995)... He tenido suerte de marcar goles importantes, me siento muy afortunado”.
Celebró los suyos y festejó también los de otros. “Todos los goles que uno marca son importantes, igual que los de otros compañeros. En la retina siempre quedan aquellos que han tenido más importancia para el club y el de Alfredo en la Copa ante el Valencia fue uno de los más importantes porque era el que daba el primer título de la historia al Deportivo”, indica.
Su parcela en el campo la ocupan en el actual Deportivo Lucas Pérez, Jonathan Rodríguez y Oriol Riera. Manjarín reparte elogios. Sobre todo, para Lucas: “Me ha sorprendido muchísimo y para bien. Sigue siendo muy importante para el equipo. En ataque, cuando no ha estado, se ha notado muchísimo. Es determinante, no solo por lo que genera sino por la incertidumbre que supone para la defensa rival. Cuando él está, la confianza de los compañeros sube. No es solo lo que genera individualmente y para el juego ofensivo, sino por el respeto que da al rival. Siempre genera peligro”, comenta.
“Lucas se ha erigido en el estandarte del juego ofensivo del Deportivo. Del centro del campo adelante, hay jugadores que le pueden meter ese pase de gol, que se entienden bien con Lucas, pero es difícil coger el relevo de un futbolista tan trascendente en el juego del equipo. Luis Alberto marcó en un par de jornadas seguidas, pero la regularidad de Lucas es complicado tenerla”, advierte.
Los otros delanteros apenas han aportado goles. Jonathan Rodríguez no se ha estrenado y Riera ha marcado uno. Al catalán le puede pesar la ansiedad. “Suele pasar que cuando no generas goles, cuando no conviertes ocasiones, tienes algo de ansiedad.  Oriol ha tenido muy mala suerte, remates muy buenos que no han entrado, remates delante del portero que un jugador de su nivel suele acertar. Quizás esa ansiedad hace que no esté en la mejor disposición. Él es diferente a Lucas, hay que alimentarlo continuamente con centros y, quizás, no le han llegado los suficientes balones”, baraja Manjarín.
El tercero en discordia es Jonathan. “Ha jugado menos. Tiene una condición muy buena, la velocidad, pero no tiene la experiencia y serenidad de Lucas. Puede aportar cosas saliendo desde el banquillo, pero veo más complicado que lo haga desde el once. Es difícil que pueda coger esa continuidad que necesita para tener confianza porque Víctor no suele jugar con dos delanteros”, argumenta.
El fútbol es cuestión de rachas, de pasar “de héroe a villano”. “¿A quién no le ha pasado? Hasta a Messi se le ha criticado. Es muy difícil mantener el nivel durante un mes, dos o tres. Lo importante es no venirse abajo y seguir trabajando con la misma intensidad y confianza que te ha llevado a los buenos resultados”, sostiene Manjarín.

Manjarín: “Fede ha pasado a formar parte de la historia”