El asesinato de Rigby provoca enfrentamientos en Londres que acaban con 58 detenidos

la policía intenta contener en londres a un grupo de manifestantes antirracistas efe/tal cohen
|

Al menos 58 personas fueron detenidas ayer en Londres durante los enfrentamientos entre manifestantes de ultraderecha y antirracistas, en las protestas convocadas tras la muerte el 22 de mayo del soldado Lee Rigby a manos de dos presuntos islamistas. Unos setenta militantes del derechista Partido Nacionalista Británico (BNP) se congregaron frente a las Casas del Parlamento para manifestarse en contra del islam y pedir la expulsión de “los predicadores del odio”.
En contrapartida, “Unidos contra el fascismo” y otros grupos antirracistas protagonizaron una manifestación contra el BNP, al que increparon con cánticos de “Escoria nazi”.
Aunque ambos grupos protestaban en diferentes puntos del centro y separados por un cordón policial, hubo algunos choques cuando simpatizantes de los dos bandos se cruzaron por la calle.
El BNP, cuyo líder Nick Griffin es eurodiputado, pretendía inicialmente manifestarse en el barrio de Woolwich, donde tuvo lugar el asesinato del soldado, pero la Policía lo vetó para evitar azuzar las tensiones sociales.
Lee Rigby, adscrito al cuartel militar de Woolwich, en el sureste de la capital británica, fue asesinado a cuchilladas el 22 de mayo cuando volvía de trabajar en la Torre de Londres por dos presuntos islamistas que fueron detenidos el mismo día del ataque.
Se trata de Michael Adebolawe, de 22 años, y Michael Adebolajo, de 28, ambos británicos de origen nigeriano y conversos al islam.
Precisamente ayer, la Policía británica interrogó a Adebolajo, quien fue acusado formalmente del asesinato del soldado. Adebolajo resultó herido por disparos al ser detenido por la Policía tras el brutal ataque, y fue filmado por testigos con las manos ensangrentadas y empuñando un machete.
Adebowale, que también fue herido por la Policía pero recibió el alta a principios de semana, está citado mañana ante el tribunal penal de Old Bailey. Scotland Yard ha detenido a doce personas en relación con el asesinato, que Adebolajo confesó cometer en nombre del islam y para vengar las muertes de musulmanes en Irak y Afganistán.

El asesinato de Rigby provoca enfrentamientos en Londres que acaban con 58 detenidos