“Parece que nos está costando ganar, pero estamos tranquilos”

|

Desde el 19 de diciembre, el Deportivo no ha vuelto a brindar a la afición una victoria. Aquel día derrotó al Eibar. Después, acabó 2015 con un empate en Getafe. En 2016, en Liga, cayó ante el Villarreal y el Real Madrid y en los cuatro encuentros más recientes tuvo que aceptar el reparto de puntos ante la Real Sociedad, el Valencia, el Rayo y el Sporting. En la plantilla, que además fue eliminada de la Copa del Rey, no cunde el nerviosismo. “Parece que está costando ganar, pero estamos tranquilos, el equipo está trabajando bien, se nos han escapado por detalles algunos partidos y hay que seguir igual y seguro que llegará el triunfo”, explicó ayer Luis Alberto en la sala de prensa de Abegondo.
El centrocampista ve “bien” al equipo y atribuye la falta de victorias a detalles y poca suerte. “El equipo está bien, compitiendo en todos los partidos y en alguno nos ha faltado un poco de fortuna, pero estamos tranquilos porque sabemos que, si seguimos así, va a llegar muy pronto la victoria”, insistió.
El gaditano sacó una lectura positiva a tanto empate consecutivo. “En casi todos los partidos nos pusimos por delante, salvo ante el Sporting y el Rayo. En ese último partido en casa triplicamos sus ocasiones, pero un palo y alguna parada del portero nos impidieron llevarnos los tres puntos y con el Valencia se nos escaparon en el últimos instantes. El equipo está contento, está bien, sabe que va a llegar la victoria, al rival le cuesta más hacernos daño que a nosotros crear ocasiones, y si hubiésemos materializado más en algunos partidos, la victoria estaría en nuestra casa”, explicó. Ese argumento coincide con el de su técnico, que la semana pasada consideró que una de las claves está en la falta de efectividad de sus jugadores.
A pesar de ese optimismo moderado, el jugador ofensivo del Depor abogó por progresar y no estancarse. “Hay que seguir haciendo más juego y aumentando el nivel porque con eso llegarán seguro las victorias”, sostuvo.
El Deportivo no gana, pero “tampoco” pierde, como indicó Luis Alberto. Cada empate supone un pequeño paso hacia la permanencia.
“Tenemos que ser conscientes de la dificultad que implica ganar y más en la segunda vuelta, en la que todos se juegan algo. Hay que apretar los dientes porque todos se juegan algo y nosotros tenemos que estar tranquilos”, apuntó.
Aunque el rival más inmediato es el Betis, para el centrocampista no pasan desapercibidos los dos siguientes compromisos: Espanyol y Granada.
“Si ganamos esos tres, la permanencia estaría matemáticamente casi lista porque son equipos que se están jugando el descenso, son equipos que se juegan la vida y sabemos que va a ser complicado”, matizó.
Su gol ante el Sporting llevaba dedicatoria. Lo celebró delante de una de las cámaras de televisión con un mensaje de ánimo para su abuela. “El día antes le detectaron una enfermedad y estaba claro. No había nada que pensar. Si metía un gol, era para ella”, comentó.
El partido ante el Betis siempre tiene algo especial para un jugador formado en el Sevilla. “He estado muchos años en la cantera del Sevilla, aunque hace bastante tiempo, y es un partido que me gusta jugar y en el que intentaré dar lo mejor de mí y alargar la racha positiva que llevo”, indicó.
El Betis acudió al mercado para reforzarse. “Se reforzaron con dos o tres jugadores. A Montoya lo conocemos un poco más y a Musonda le vi muy rápido y eléctrico, pero da igual quien venga porque van a intentar apretar lo máximo. En los últimos partidos están sacando puntos porque lo necesitan”, dijo.

“Parece que nos está costando ganar, pero estamos tranquilos”