El PP y el BNG reprochan a la Marea su celeridad para resolver las alegaciones al presupuesto

17 noviembre 2017 A Coruña.- El pleno tumba el plan de la Marea para hacer otra modificación del los presupuestos
|

El Partido Popular y el BNG mostraron su malestar con el Gobierno local por la celeridad con la que se resolvieron las alegaciones al presupuesto, desestimadas todas en apenas 48 horas.
“No les dio tiempo de leerlas”, resume Rosa Gallego, portavoz del PP. La ley concede hasta un mes para poder resolver este trámite, cuyo plazo finalizó el pasado miércoles. Esta celeridad por parte del Gobierno municipal también “sorprende” en el seno del BNG.
Ambas formaciones protagonizaron las principales alegaciones al presupuesto después de presentar reclamaciones por cerca de 53 millones de euros los populares y 6,1 los nacionalistas. A ellos se unieron otras peticiones por parte de un particular e incluso Ciudadanos solicitó información acerca de determinados aspectos.
A pesar de que las alegaciones en este sentido pocas veces acaban por ser incorporadas, a las formaciones les molesta la velocidad que se ha utilizado en este proceso. “Es el respeto institucional”, indica Rosa Gallego. Mientras, Avia Veira asegura irónicamente que se puede apreciar que desde la Marea “tiñan moitas ganas de sumar e de chegar a algún tipo de acordo para incluír as nosas propostas”. 
Además, la portavoz del BNG recuerda que en el pleno de la aprobación inicial del presupuesto la concejala de Hacienda, Eugenia Vieito, invitó a los nacionalistas a que hiciesen sus propuestas a través de las alegaciones.

Sin llamadas
Un aspecto en el que tanto el Partido Popular como el BNG coinciden es que no hubo ningún intento de conversación por parte del Gobierno local. Así, ambas formaciones señalan que no hubo ni siquiera “una llamada” desde la planta noble.
A pesar del malestar reinante tanto en el grupo de la oposición con mayor número de representantes como en el que menos tiene, la decisión de la Oficina Presupuestaria es firme y ahora el único problema que podría tener el Gobierno municipal es que la votación en la Comisión de Hacienda o en el pleno de la aprobación definitiva sea contraria a sus intereses.
Esto no sucederá salvo una sorpresa mayúscula ya que el respaldo del Partido Socialista para un acuerdo inicial se extenderá también en estos dos últimos trámites, que se celebrarán el próximo miércoles y el 5 de febrero, respectivamente.
De hecho, este apoyo fue criticado por Rosa Gallego, quien volvió a acusar a la formación encabezada por José Manuel García de entregar un “cheque en blanco” al Gobierno local y no presentar ninguna alegación.
Por su parte, desde el BNG lamentan que la Marea no haya querido negociar nuevamente con ellos para el presupuesto, hecho que ya fue puesto de relieve por Avia Veira en la sesión plenaria extraordinaria para la aprobación inicial de las cuentas del próximo año. Además, lamentan que se dejasen fuera actuaciones como el carril bus o el plan de inclusión social. l

El PP y el BNG reprochan a la Marea su celeridad para resolver las alegaciones al presupuesto