Uno de los cuatro afectados por coronavirus en Galicia entra en la UCI del Hospital Álvaro Cunqueiro

|

Uno de los cuatro afectados por coronavirus en Galicia fue trasladado la noche de este viernes a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Álvaro Cunqueiro y se encuentra con pronóstico reservado.

Según informaron fuentes del hospital vigués, se trata del hombre de 43 años que fue diagnosticado de Covid-19 el pasado jueves, tras la confirmación oficial del análisis que se estudió en el Centro Nacional de Microbiología de Mahadahonda.

Tras la confirmación, se mantuvo aislado en una habitación de este centro hospitalario y hasta la pasada jornada permanecía “estable con neumonía”. Su estado empeoró en las últimas horas y ahora mismo se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Su caso, pertenece al brote familiar que apreció en Vigo, ya que su mujer de 47 años y el hijo de ella, de 15 años, también están infectados. Sin embargo, ambos se encuentran “estables” con los mismos “síntomas leves” –como tos y mucosidad– que ya presentaban el pasado viernes.

En relación con este brote, Sanidade informó que se estudia el caso de otra persona que podría estar infectada y que es familiar de los ingresados en Vigo. De momento, las autoridades se mantienen a la espera de la confirmación del análisis del Centro Nacional de Microbiología.

En el caso del paciente en la UCI, las pruebas ratificaron el jueves la infección por coronavirus del varón de 43 años de edad  En concreto, el paciente había acudido aquejado de dolor de espalda al centro vigués el pasado 28 de febrero, pero en aquel momento no le fue detectada una neumonía, patología que sí se diagnosticó el día 1 de marzo, cuando regresó de nuevo a Urgencias.

Posibles nuevos casos
Asimismo, dos nuevos posibles casos de Covid-19 están pendientes de confirmación en la comunidad gallega. Uno de ellos está localizado en Vigo y otro en A Coruña, según informó ayer el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña.

Estos dos posibles diagnósticos se analizarán en el Centro Nacional de Microbiología de Mahadahonda y allí se ratificarán las pruebas realizadas en Galicia.

En todo caso, Sanidade insiste en que el virus “no está en la comunidad” y envía un mensaje de “tranquilidad” a la ciudadanía, ya que Galicia se encuentra en “una fase de contención”.

Ante esta situación, varios ayuntamientos gallegos incrementaron las medidas de higiene y trasladaron protocolos de actuación a sus trabajadores mientras llaman a la “tranquilidad” y a la “serenidad” frente al virus.

Las distintas administraciones locales y provinciales coincidieron en destacar la “normalidad” con la que trabajan en estos momentos y llamaron a la “serenidad” y a la “tranquilidad” para no generar una “alarma excesiva” entre la ciudadanía.

Sin embargo, en varias de las ciudades gallegas, se celebraron reuniones municipales para abordar esta problemática y optaron por incrementar la información ortorgada tanto a trabajadores como a usuarios, así como las medidas de higiene. 

Todas las medidas se realizaron atendiendo a las recomendaciones de Sanidad como de la Consellería gallega.

Más dispensadores de gel
Una de las medidas higiénicas es el incremento de los dispensadores de gel hidroalcohólico en las dependencias municipales para fomentar la higiene entre el personal y el público.

Precisamente, fuentes del Ayuntamiento de Lugo recordaron que con la reciente puesta en marcha del sistema de control horario para el personal, el Consistorio habilitó este tipo de geles para que los trabajadores hiciesen uso de ellos. 

Con todo, dada la actual problemática, el Consistorio lucense aumentará las unidades
Además, “atendiendo a los protocolos de Sanidad”, Lugo envió un correo electrónico a los trabajadores municipales con recomendaciones sobre las medidas de seguridad y sanitarias que deben tomar para evitar posibles contagios.

La misma pauta de actuación fue adoptada por el Consistorio de Ourense, donde se celebró una reunión con responsables del área de riesgos laborales tras la que también se apostó por incrementar este tipo de medidas de higiene, tanto entre el personal como entre aquellos ciudadanos que acudan a las dependencias municipales.

Por su parte, el Ayuntamiento de Vigo se puso a disposición de las autoridades sanitarias con competencias en la materia y el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, que también se remitió a las medidas que adopte el ministerio, apostó por hacer un llamamiento a la “serenidad” y a la “tranquilidad”.

Uno de los cuatro afectados por coronavirus en Galicia entra en la UCI del Hospital Álvaro Cunqueiro