SADA - Anido alimenta el debate sobre las ayudas en el PGOM: su hija, concejala de Urbanismo

El Ideal Gallego-2014-12-07-019-206eb78a

Día de la Constitución igual a pleno infantil en Sada. Así lo lleva haciendo el Ayuntamiento en los últimos años, conjugando una pequeña explicación previa sobre lo que significa la Carta Magna con la oportunidad de los niños de ser miembros de la corporación por un ratito.
Los participantes, escolares de entre 5 y 10 años en su mayoría, se lo pasaron en grande. Paula, la alcaldesa, fue dando paso a los distintos puntos del orden del día, los cuales fueron debatidos uno a uno por todos los concejales.
Entre ellos estaban los titulares de Turismo, de Fiestas, de Cultura, de Mantenimiento, incluso de la Piscina Municipal... y la edil de Urbanismo. Sería una más, y de hecho lo era, con la singularidad de que se trataba de la hija del alcalde, Ernesto Anido, que participaba por tercer año consecutivo en esta iniciativa. Hace dos años, alcaldesa; en 2013, secretaria municipal; y ayer, responsable de Urbanismo.
Sí, precisamente de Urbanismo. El área que más quebraderos de cabeza le ha dado al regidor en este mandato, con acusaciones sobre supuestos tratos de favor en los cambios efectuados en el Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) para beneficiar bien a su hermano o a familiares de sus concejales, fue curiosamente la que le tocó en suerte a su hija.
Una anécdota más en una sesión en la que, por si fuera poco, como quien no quiere la cosa, a los niños se les ocurrió plantear una situación en la que había que sustituir al alcalde porque este tenía que irse a Lugo. Coincidencia o no, al propio Anido le dio por hacer una pequeña broma haciendo un gesto con los dedos, buscando la complicidad de los padres de los pequeños, allí presentes. Sí, Lugo, la ciudad en la que se instruye el caso “Pokémon”...
Bromas parte, el protagonismo era exclusivamente de los niños, que durante una hora hicieron reír a sus familiares y a algunos de los miembros del gobierno local que ayer se dieron cita. En uno de los puntos, se puso sobre la mesa un importante asunto: la próxima visita de los Reyes Magos a los centros escolares del municipio.
Se preveía unanimidad en los votos de los ediles, hasta que apareció la nota discordante. Uno de ellos, con toda la sinceridad que caracteriza a los niños, no pudo reprimirse. “Me parece bien que vengan Melchor y Gaspar, pero Baltasar mejor no, que me da un poco de miedo”, lo que provocó las carcajadas del público. No obstante, los fans de Baltasar pueden estar tranquilos porque finalmente este punto salió adelante.
No menos importante era el tema de la chocolatada. El próximo día 24, además de cantar villancicos, los niños están convocados a disfrutar de una merienda con chocolate. No todos se mostraron partidarios de este dulce, ya que algunos aseguraron que no les gustaba, pero lo que no faltó fue comprensión. “Aunque no me guste, me parece bien que se haga”, dijo una de las concejales. “¿Hay dinero para esto?”, le preguntó la alcaldesa a la interventora. “Sí”. Pues no se hable más. El 24, chocolate.

SADA - Anido alimenta el debate sobre las ayudas en el PGOM: su hija, concejala de Urbanismo

Te puede interesar