El gobierno en funciones y el nuevo insisten en que quedan vías para evitar que se tire el edificio Fenosa

|

El Ideal Gallego-2011-06-07-002-662ac730

El gobierno local saliente y el entrante celebraron ayer su primera reunión para abordar la problemática que ha resucitado el auto del Tribunal Superior relativo al edificio Conde de Fenosa, que desestima los recursos de súplica planteados para evitar el derribo del inmueble. Aunque las esperanzas de los afectados estaban depositadas en este encuentro, por las decisiones que se pudieran adoptar al respecto, lo cierto es que la sesión solo fue informativa, por lo que PSOE y PP aplazan la solución a este asunto. Desde ambas partes, sin embargo, coinciden en que el caso todavía no está cerrado jurídicamente y que existen vías para restablecer la legalidad del inmueble, y, por tanto, evitar su derribo.

lorena fernández > a coruña


  El derribo del edificio Conde de Fenosa se mantiene todavía en el aire después de la primera reunión celebrada entre representantes del gobierno local en funciones y del entrante. La aún concejala de Urbanismo, Obdulia Taboadela, mantuvo un encuentro con los miembros electos del nuevo ejecutivo Julio Flores, Miguel Lorenzo y Martín Fernández para revisar la situación jurídica en la que se encuentra el inmueble, después de que el viernes se hiciera público el auto dictado por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) el 27 de mayo por el que se desestimaban los recursos de súplica planteados por el Ayuntamiento, la comunidad de propietarios y la promotora Fadesa para evitar la demolición.
La sesión, a la que precedió otra entre los técnicos de la propia concejalía y los jurídicos, resultó meramente informativa. En ella solo se acordó seguir trabajando de forma consensuada para alcanzar una solución “que salvaguarde los derechos de los residentes en el inmueble y el interés común de todos los vecinos y vecinas de la ciudad”, según trasladaron en un comunicado conjunto los asistentes. Todos mostraron su confianza en encontrar una fórmula satisfactoria para las partes.

Alternativas > Coincidieron, asimismo, en que el rechazo a los últimos recursos no cierra el caso jurídicamente, pues de una parte y de otra insisten en que todavía quedan algunas vías para restablecer la legalidad de la edificación y evitar que se tire, así como los perjuicios económicos que se derivarían de su derribo tanto para los propietarios como para el resto de ciudadanos.
Y es que en caso de que la sentencia de demolición tuviera que hacerse efectiva, la administración local tendría que hacer frente a importantes indemnizaciones, que podrían suponer la quiebra de las arcas municipales. El problema, asimismo, tendría que encajarlo el nuevo ejecutivo del PP, que afrontaría un mandato prácticamente hipotecado.
Socialistas y conservadores tendrán que dilucidar en pocos días si deciden recurrir la resolución del alto tribunal gallego, un documento que, por otra parte, aún no ha sido trasladado de forma oficial al Ayuntamiento. En todo caso, sería, según los plazos marcados, antes de que el nuevo alcalde, Carlos Negreira, tome posesión de su cargo el sábado. De lo contrario, el auto fija un período de 15 días para que los responsables municipales planteen las actuaciones que llevarán a cabo para cumplir con la sentencia de 2001, a la que se remite el Superior, que contemplaba como ilegal la licencia del Conde Fenosa y, por tanto, obligaba a la demolición.


El gobierno en funciones y el nuevo insisten en que quedan vías para evitar que se tire el edificio Fenosa