Homenaje en Betanzos al “decano de la banca decana” de toda España

vázquez, en el centro, con sus compañeros, con etcheverría y botas
|

Betanzos es la elegida por Marcelino Etcheverría. Aquí instaló su fábrica de curtidos y fundó el banco más antiguo de España. Aquí, en la oficina número 1, trabajó Lito Vázquez durante más de cuarenta años, desde 1965. Él, entre pregunta y pregunta, renueva su profesión de fe en Betanzos. A sólo unas horas de la comida con la que sus compañeros han querido homenajearlo, Vázquez, de 70 años, recién jubilado, parece convencido de que el trato personal, casi familiar, de los betanceiros con los descendientes de Marcelino es una de las claves del éxito del Etcheverría.

En un mensaje optimista, pero tranquilo; sensato, pero tenaz, “Lito” concentra pragmatismo y entusiasmo sin dejar de procesar, ni un segundo, los cambios experimentados en el sector financiero durante estos “cuarenta y siete años y siete meses”, el nivel de expansión del banco y, sobre todo, las posibilidades de futuro que todavía ofrece Betanzos.

“Cuando entré, esta era una de las pocas oficinas y ahora son más de cuarenta...”, explica el protagonista, que todavía recuerda con orgullo su asistencia al acto de inauguración de la sucursal de Madrid, a unos cincuenta metros de la sede del Ministerio del Interior.

Este viernes, en Os Arcos, tiene la oportunidad de rememorar los buenos y malos momentos, porque hubo de todo como en todas partes, con sus compañeros del número 1 del Cantón de Claudino Pita, con su presidente, Javier Etcheverría, al que define como “un gran betanceiro”, y el consejero delegado, Francisco Botas. Ahora –reconoce– tendrá más tiempo para dibujar, para la familia... y para Betanzos.

 

Homenaje en Betanzos al “decano de la banca decana” de toda España