“Vamos a ser los ojos y los oídos del alcalde en todos los barrios de la ciudad”

|

El Ideal Gallego-9999-99-99-999-a4237852

  reportaje de l.f.

Mariel Padín, Carmen Hervada y juan de dios ruano concejales de barrio

Con el objetivo de solucionar con inmediatez los problemas de los vecinos, Carlos Negreira se comprometió a gobernar esta ciudad de una manera cercana a la ciudadanía. Lo que fue una promesa electoral, se materializa ahora en el ejecutivo municipal en una concejalía adjunta a la alcaldía. Mariel Padín, Juan de Dios Ruano y Carmen Hervada forman el equipo, son los ediles de barrio, aunque, con una semana en el cargo, ellos mismos lo han rebautizado como los concejales “de a pie de calle”.
“El principio del PP es la eficacia y también la austeridad, pero en el gobierno local coruñés se ha incorporado otro fundamental, que es el de la cercanía”, explica Ruano la filosofía del departamento del que forma parte, convencido de que aprovechando “la fuerza del diálogo” se puede construir una ciudad mejor. Y es que precisamente diálogo es la herramienta de trabajo de los tres responsables municipales, que hasta hace poco formaron parte del grupo de la oposición en María Pita.

Las preocupaciones> “Al final, estamos haciendo lo mismo que antes, aunque ahora tenemos una capacidad mayor para resolver problemas”, explica Hervada, que en los últimos cuatro años, según recuerda, fue una de las encargadas de recoger las preocupaciones de los residentes para elevarlas al debate político.
En los primeros días en el cargo, este equipo inédito ya ha mantenido reuniones con representantes de las asociaciones de vecinos, pero también de comerciantes y empresarios. Sin embargo, cualquier residente de cualquier barrio puede dirigirse a ellos, explican. “Hay cauces más formales como el 010 o el registro municipal, pero cualquier vecino puede abordarnos por la calle, en el bus o en cualquier otro sitio en el que se encuentren con nosotros”, señala Hervada. “Por ahí empieza la proximidad”, añade Padín, que a lo largo de esta semana, afirma, ya ha podido comprobar que, con esta nueva forma de trabajar desde la administración local, “los vecinos sienten que son parte de un proyecto de gobierno, que son escuchados”. Sin embargo, no serán solo los ciudadanos los que se dirijan a ellos, pues los concejales también pondrán los medios para conocer sus quejas y sugerencias para, a continuación, trasladarlos al concejal de turno para su inmediata resolución: “Estaremos en las plazas, dándonos a conocer, en los centros cívicos y siempre en la calle para atraer las historias de los vecinos”.
Serán “los ojos y los oídos del alcalde en todos los barrios” para resolver “los problemas del día a día”. “Vamos a ser la correa de transmisión entre los vecinos y los concejales que pueden resolver sus problemas”, señala Hervada, que defiende esta nueva fórmula como una “manera ágil” de dar salida a las preocupaciones de los coruñeses, que en muchos casos, por lo ya comprobado hasta ahora, pasan por cosas de fácil resolución. “Una mala ubicación de una parada de bus, la falta de un banco o un bache en una acera pueden ser problemas pequeños, pero su solución es lo que hace felices a los vecinos en su día a día”, resume Hervada el cometido de su departamento.


 

“Vamos a ser los ojos y los oídos del alcalde en todos los barrios de la ciudad”