El vilalbés Darío Villanueva aspira a convertirse en el nuevo presidente de la RAE

GRA010 MADRID,11/10/2014.-El secretario de la Real Academia Española, Darío Villanueva, durante la entrevista con EFE en la que afirma que la institución afronta ya "el gran reto" del futuro con la presentación, dentro de cinco

El secretario actual de la RAE, el vilabés Darío Villanueva, aspira a convertirse en el nuevo responsable de la institución el 11 de diciembre si José Manuel Blecua, no consigue el apoyo necesario en las votaciones.
Hasta el momento, el actual presidente no le ha comunicado al pleno de la Academia si tiene intención de continuar o no, pero, según diversas fuentes consultadas y que desean permanecer en el anonimato, algunos académicos “tienen la sensación de que no quiere seguir” y otros están “perplejos” por que a estas alturas no haya hecho pública su decisión.
Independientemente de cuáles sean las intenciones de Blecua, hay un grupo significativo de académicos que cree que la RAE necesita cambiar de director y que la persona idónea para llevar las riendas de la Academia sería Darío Villanueva, secretario desde 2009 y rector de la Universidad de Santiago de Compostela entre 1994 y 2002.
Gran experto en fonética y fonología, Blecua fue elegido director en diciembre de 2010 tras los doce años de mandato de Víctor García de la Concha, un período en el que se consolidó la política lingüística panhispánica y se publicaron grandes obras como la nueva Gramática de la lengua española y la Ortografía.
Los cuatro años que le ha tocado estar al frente no han sido fáciles. Y es que la RAE se ha visto afectada por los continuos recortes de la aportación estatal, en concreto, un 65% en cinco años, por la caída del patrocinio y la menor venta de las publicaciones académicas.
El presupuesto de esta institución es de 7,5 millones de euros y, el próximo año, recibirá del Estado la misma cantidad que en 2014, es decir, 1,61 millones. Como dijo Blecua en una reciente entrevista con Efe, la Academia Española tiene un déficit de 2,5 millones de euros al año, una situación “muy difícil de sostener” que obliga a pensar en “una reestructuración del sistema económico” de la RAE.
Además, el éxito de la versión digital del diccionario académico, que es gratis y que recibe al mes más de 40 millones de consultas, le resta también posibilidades a la venta de la vigésimo tercera edición, que publicó Espasa el pasado 16 de octubre.
La Academia está buscando “un patrocinio único o compartido” para la versión digital de su diccionario, y es probable que en los primeros meses de 2015 ya haga público quién o quiénes prestarían ese apoyo. La elección del nuevo responsable se aplazaba al día 11 por la participación de varios académicos en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, en México. n

El vilalbés Darío Villanueva aspira a convertirse en el nuevo presidente de la RAE

Te puede interesar