“Va a ser un once muy diferente”

11 septiembre 2014 Fútbol Entrenamiento del Deportivo en Abegondo
|

Después del parón, con cuatro caras nuevas en el equipo y bajas significativas como la de Pablo Insua, Víctor Fernández admitió que tiene “dudas” para configurar el once con el que se medirá esta noche al Eibar en Ipurúa. Habrá cambios.

“Va a ser un once muy diferente al de las primeras jornadas”, anunció el técnico, que quería “valorar bien aspectos individuales, aspectos colectivos” y la situación de “jugadores que han tenido problemas” como Cuenca antes de determinar la alineación de un partido, en el que, según dijo, estará alguno de los recientemente incorporados. “Hay futbolistas que van a jugar sin haber estado desde hace tiempo en alta competición”, adelantó.
La presencia de esos futbolistas es uno de los contratiempos que tiene el Deportivo respecto a su rival. 
“Tenemos varios hándicaps. La gente se tiene que ir conociendo más, necesitamos acoplar a los que llevan dos semanas, que se conozcan más entre ellos, que tengan una asimilación profunda. Ese es un peaje, un hándicap respecto al rival, que tiene la base del año pasado con tres jugadores que han entrado en la alineación: Abraham, Lara y Ángel. Los demás estaban el año pasado y fue el campeón de la temporada pasada (en Segunda) y el más regular durante todo el año”, recordó el técnico zaragozano.
Víctor Fernández pronosticó que el partido “va a ser un punto de inflexión importante”.
“Una victoria nos va a dar un empujón importante a lo que estamos haciendo, trabajando. Aun entendiendo que va a ser un partido muy diferente a todos los que hemos jugado y los que vamos a jugar posteriormente por las características del rival y el campo, creo que tenemos que ofrecer un buen rendimiento y tenemos que ser un equipo valiente que vaya a ganar a Ipurúa independientemente de que sea muy difícil”, sostuvo.
En este sentido, abogó por “trasladar a la competición las cosas positivas” que ha visto en los entrenamientos “en las últimas semanas”.
“Hemos mejorado en el apartado físico y tenemos que mejorar en el control del juego”, señaló el entrenador, quien reconoció que el equipo ha tenido altibajos en los partidos. “Somos irregulares y tenemos que alargar las fases de buen juego, tener un funcionamiento armónico”, opinó.
Matizó que “es imposible que un equipo como el Depor tenga el control todo el partido, ni siquiera el Madrid o el Barcelona lo han tenido esta jornada, pero sí más tiempo” del que lo ha tenido en los dos primeros partidos.
Fernández explicó que el Deportivo debe de “tener más pausa” y saber con más claridad “cuando hacer una presión colectiva más alta”.
“Ante el Rayo Vallecano la fase que más me gustó fueron los últimos 25 minutos. Vi ese partido dos veces”, reveló el míster. Esa puede ser una pista sobre lo que se verá hoy en Eibar.
El Depor aún se está haciendo, pero no hay excusa. “Como entrenador tengo que decir que nos debemos exigir al máximo en cualquier circunstancia. Las circunstancias no son las idóneas o las mejores, pero tenemos una actitud de competir. La idea es ir a Ipurúa a ganar. Tenemos posibilidades y armas para ganar. Ellos se conocen más, conocen el campo, barrieron a la Real y merecieron mejor resultado ante el Atlético”, recordó. n

“Va a ser un once muy diferente”