El Alcalde de Narón y otros ediles secundan la huelga de hambre contra el cierre de guarderías en Narón

El secretario general de comisiones obreras, Ignacio Fernández Toxo, saluda al Alcalde de Narón, José Manuel Blanco. / efe/kiko
|

El alcalde de Narón, José Manuel Blanco, y todos los ediles de la corporación local -salvo los concejales del PP- se han sumado hoy a la huelga de hambre organizada por los padres y madres de las guarderías públicas del municipio.

Los padres y madres de los alumnos mantienen por turnos desde el día 11 un grupo numeroso de padres y madres de los alumnos de las tres guarderías públicas del municipio que tendrán que cerrar el curso próximo si la Xunta no asume un tercio de los gastos fijos de las escuelas infantiles, según el gobierno naronés.

Los grupos municipales naroneses (Terra Galega, PSdeG, BNG y Converxencia Galega) iniciaron la protesta este mediodía y mantendrán el ayuno voluntario durante 24 horas en señal de solidaridad con las Anpas de los centros y para exigir a la Consellería de Bienestar que reconsidere su negativa a asumir la gestión de los centros y contribuir a su mantenimiento económico.

Las Anpas han colocado una tienda de campaña en la entrada del Ayuntamiento con una gran pancarta que trasladan al interior del edificio por las noches para pernoctar.

Por turnos, las familias mantienen la protesta. En las últimas semanas han recogido más de 6.000 firmas de vecinos contra el cierre de los centros que ya han remitido al Gobierno gallego.

Las tres guarderías públicas están en los barrios de A Solaina, A Gándara y Piñeiros, además de una cuarta todavía sin estrenar en Xuvia.

Suman cerca de 400 plazas para niños de 0 a 3 años y emplean a medio centenar de profesores y cuidadores.

Su presupuesto anual ronda los 800.000 y se financia con fondos locales, las cuotas de los padres y subvenciones de la Xunta.

El alcalde de Narón, de Terra Galega, pide a la Xunta que asuma un tercio de los gastos (algo más de 266.000 euros anuales) para que los centros puedan seguir abiertos en el curso 2012-2013 y reclama el mismo trato, que según el regidor, Bienestar le ha dispensado a otros municipios gallegos como Carballo con convenios similares al que Narón reclama.

"La protesta es un gesto solidario con los padres y madres que llevan casi una semana a las puertas del consistorio. Es un acto de apoyo y responsabilidad, no una medida de presión", ha manifestado hoy el regidor, que el próximo 27 de abril se reunirá en Compostela con la directora general de Dependencia y Bienestar, Coro Piñeiro.

El Alcalde de Narón y otros ediles secundan la huelga de hambre contra el cierre de guarderías en Narón