Muere Tim Behrens, el pintor y escritor inglés que hizo de A Coruña su hogar

05 SEPTIEMBRE 2007 PAGINA 16 A CORUÑA.- EL PINTOR TIM BEHRENS INAUGURO AYER SU EXPOSICION EN LA CASA DE CULTURA DE SALVADOR DE MADARIAGA
|

Con solo 17 años, Tim Behrens fue aceptado como estudiante de Bellas Artes en la prestigiosa Slade School de Londres, donde llamó la atención  de un profesor visitante llamado Lucian Freud, quien le pidió que posara para él, convirtiéndose así en el modelo de uno de los artistas figurativos más importantes del arte contemporáneo. De hecho, su cara aparece en el cuadro de Freud Red-Haired Man on a Chair. Esta relación, en un principio profesional, con el tiempo se convirtió en una amistad que duraría toda la vida,  hasta ayer, cuando murió a los  79 años.
Behrens fue un artista polifacético, pintor y escritor de poemas y novelas, aunque con las artes plásticas consiguió un mayor reconocimiento que con la pluma. 
Su carrera profesional comenzó en Londres pero por recomendación de un mayordomo de sus padres, natural de la provincia de Ourense, decidió mudarse hace 30 años a Galicia, donde se enamoró de los paisajes locales y decidió fijar su nueva residencia habitual en Celas de Peiro, en el municipio coruñés de Culleredo.
En los últimos años fue protagonista de decenas de exposiciones en la ciudad herculina y su trayectoria artística aparece recogida en uno de los volúmenes publicados por la Diputación provincial en el marco de la colección Grandes Pintores locales, lo que le certifica como coruñés de adopción.
Sus restos mortales fueron trasladados ayer al tanatorio de Servisa y, según informó la familia, será incinerado hoy en la intimidad, donde recibirá el último adiós de los que más le querían.
El artista formaba parte de la prestigiosa Escuela de Londres junto a otros artistas de la talla de Lucien Freud, Paula Rego o Francis Bacon.  

muestras de pesar
Tras conocerse la noticia de la muerte de Tim Behrens el Ayuntamiento de Culleredo emitió un comunicado de pesar. El ente agradece las “fermosas verbas” que el inglés tuvo siempre para el municipio y sus vecinos. De hecho, su casa en Culleredo le sirvió de inspiración en muchas de sus obras. Fruto de esta íntima relación, el Ayuntamiento le dedicó una calle en 2009, ubicada en la zona de O Burgo.
Por su parte, la Diputación de A Coruña también quiso manifestar ayer su pesar por el fallecimiento del pintor, que estaba totalmente integrado en la vida cultural coruñesa y que tenía como máxima no vender nunca un cuadro al precio de lo que costaba una casa. “Me da asco que un cuadro pueda ser más caro que una casa”, solía decir. n

Muere Tim Behrens, el pintor y escritor inglés que hizo de A Coruña su hogar