Más de 230.000 coruñeses visitaron el centro Ágora en su primer año activo

la coordinadora, begoña llamosas, y la concejala ana fernández valoraron ayer la asistencia javier alborés
|

Dice la coordinadora del Ágora, Begoña Llamosas, que un año después de la apertura del centro sigue escuchando cómo la gente comenta lo que le ha costado llegar hasta allí. Asegura que los hay que todavía no lo sitúan en el mapa pero que la versatilidad del edificio hará que un día la curiosidad les llame directamente a su puerta: “No tenemos el hábito de venir hasta aquí”.

En doce meses, lo han hecho más de 230.000 personas, bien para formalizar una gestión en el Registro, un préstamo en su biblioteca o digerir un espectáculo en el auditorio. Esta cifra de asistencia sale de sumar 297 actividades y otras 171 más en la sala de libros que han servido, según la concejala Ana Fernández, para ponerse la etiqueta de “referente cultural de la ciudad”.

La edil definía ayer al Ágora como una especie de plaza pública donde “han coincidido todo tipo de expresiones artísticas, culturales y sociales”. De los 230.000 que se acercaron al centro, más de 11.000 lo hicieron para asistir a alguno de los 37 espectáculos musicales o de danza programados, que fueron los que acaparon un mayor protagonismo en el calendario junto a las charlas y actividades formativas, que convocaron en más de 140 ocasiones a los coruñeses.

Del primer año en activo, la concejala destacaba los conciertos de música como los que más respuesta tuvieron por parte de la ciudadanía al agotarse las entradas para varios eventos. Por otra parte, Fernández hacía hincapié en su biblioteca, que lograba registrar 2.768 carnés de socio. Esto supuso que tres de cada diez nuevas altas en el conjunto de centros municipales correspondieron al Ágora. Es por eso que el balance es para la Concejalía de Cultura positivo y cumple con el objetivo marcado inicialmente aunque Llamosas señalaba que los vecinos “quieren más cosas de nosotros”.

El futuro del Ágora pasará por continuar ofreciendo su lado más versátil para despertar nuevos intereses y crear nuevos públicos. La coordinadora explicaba que sus proyectos escaparán de las grandes masas para dirigirse a targets más específicos y diferenciarse por presentar propuestas concretas. La concejala apuntaba que 2013 significará para el Ágora un acercamiento al mundo del cine después de comprobar la demanda existente en la ciudad.

En este sentido, Fernández animaba a los creativos a presentar sus trabajos porque “estamos abiertos a todo siempre que sea viable” ya que de momento “no se le negó a nadie su participación”. Así es como desde el centro apoyarán los proyectos de jóvenes emprendedores al igual que lo hicieron en 2012 con programas conjuntos con La Fábrica de Madrid pero ampliando el abanico a los campos de la literatura y el cine.

De los eventos programados el año pasado, la responsable anunciaba que habrá una segunda edición de “Coruña Mayúscula”, que acogió a importantes plumas para reivindicar el valor de la palabra, además del ciclo de la Banda Municipal. Aseguraba también que aunque hay conciertos ya cerrados prefieren no adelantar nada por eso de que la crisis obliga muchas veces a los artistas a cancelar sus giras y esto ya les ha ocurrido con dos espectáculos de teatro en 2012.

Si bien Llamosas incidía en la buena acogida de los coruñeses, indicaba que en el caso de los vecinos del Agra ha habido poca demanda para pedir un espacio. Algo que sí han hecho, en cambio, entidades del entorno.

Más de 230.000 coruñeses visitaron el centro Ágora en su primer año activo