El PSOE pide la reprobación de Wert y el Govern ve sus palabras “franquistas”

cul17. madrid, 11/10/2012.- el ministro de educación, cultura y deporte, josé ignacio wert, a su llegada a la reunión anual del patronato del instituto cervantes, presidida hoy por los reyes y de cuyo contenido han informado previamen
|

Las palabras del ministro de Educación, José Ignacio Wert en las que el miércoles aseguró que el Gobierno tiene interés en “españolizar” a los alumnos catalanes provocaron que el PSOE pidiese ayer en el Congreso su reprobación y que el Ejecutivo de Artur Mas las comparase con el franquismo.

Sus declaraciones motivaron una cadena de reacciones contrarias a las mismas en los partidos de la oposición, y de respaldo en el caso del PP nacional.

Fue sido la secretaria de Educación e Igualdad del Partido Popular, Sandra Moneo, quien consideró que las palabras del ministro “son gráficas” de lo que en realidad está ocurriendo.

En nombre del Gobierno, su vicepresidenta, Soraya Saénz de Santamaría, recalcó que la función de la educación es que salgan españoles bien preparados y conocedores de la realidad española en su conjunto, y también de su comunidad.

No hubo un respaldo explícito a las declaraciones de Wert y, ante las preguntas de los periodistas, hizo hincapié en la necesidad de que la educación respete el desarrollo de las libertades individuales y la capacidad de elección.

 

un conjunto de decisiones

La petición de reprobación de Wert que el PSOE presentó en el Congreso no solo es por sus declaraciones de ayer, sino por el conjunto de sus decisiones y manifestaciones, según explicó en rueda de prensa la vicesecretaria general socialista, Elena Valenciano. La número dos del PSOE consideró que la referencia a “españolizar” es “la gota que ha colmado un vaso que ya estaba bastante lleno”, con decisiones “erróneas” desde que accedió al cargo.

El portavoz del Gobierno de la Generalitat, Francesc Homs, fue el encargado de equiparar las declaraciones del ministro con lo que decían “destacados franquistas”. “Esto no quiere decir que el señor Wert sea franquista, sino simplemente constatar que dice exactamente lo mismo que decían destacados franquistas”, precisó.

También criticó al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, por entender que había hecho unas declaraciones en las que comparaba los nacionalismos con el nazismo y el marxismo. Algo que aclaró el propio Margallo señalando que él no equipara al nacionalismo con el nazismo ni con el marxismo, sino que estos últimos los ha relacionado con aquellos movimientos políticos que defienden la nación absoluta, como el fascismo.

 

proposición

La proposición no de ley con la que el PSOE solicita esa reprobación no tiene visos de prosperar debido a la mayoría absoluta del PP, aunque es previsible que, a la vista de las declaraciones realizadas, sea respaldada por varios partidos de la oposición.

Entre ellos ERC, cuyo diputado, Joan Tardá, dio sarcásticamente las gracias a Wert por “ayudarle a abrir los ojos a tantos y tantos catalanes” y ha añadido: “que nos vayan ayudando y así nos iremos antes”.

El lehendakari vasco, Patxi López, calificó de “barbaridad” e intento de “adoctrinamiento” las manifestaciones del ministros.

En nombre del partido catalán Ciutadans, su presidente, Albert Rivera, consideró “desafortunadas” las palabras de Wert aunque dijo compartir su fondo porque “la Constitución debe estar vigente en las aulas catalanas”. La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, defendió un modelo educativo en Cataluña “basado en la excelencia, la convivencia y los sentimientos compartidos”. n

 

El PSOE pide la reprobación de Wert y el Govern ve sus palabras “franquistas”