La suspensión del vuelo a Londres hará que Alvedro pierda conexiones indirectas

El comité de empresa se reunió con la Marea Atlántica | patricia g. fraga
|

El aeropuerto de Alvedro ha vivido un mes de agosto marcado por las malas noticias que hacen temer por su futuro. Tras un 2019 histórico por el constante crecimiento del aeródromo coruñés, la terminal ha retomado la actividad tras el confinamiento recibiendo golpes. Primero, la posible suspensión del enlace a Bilbao con Volotea; después, la pérdida de las tres primeras frecuencias del día y las tres últimas; y la más reciente, la eliminación de la conexión de Vueling con Londres. 

El comité de empresa de Alvedro alerta de las consecuencias y se marca tres objetivos para evitar que Alvedro pierda todo lo conseguido hasta el momento: “Recuperar los vuelos que había antes de la pandemia, mantener el vuelo a Londres y que los aviones de Vueling, Iberia y Air Europa vuelvan a dormir en el aeropuerto”. Así lo indica el presidente del comité, Gustavo García, quien adelanta que, si no hay enlace con Londres, “se perderán las conexiones indirectas y los vuelos internacionales y con el resto de Europa”. 

Tras reunirse con el concejal de Turismo, Juan Ignacio Borrego, ahora mantienen reuniones con los diferentes grupos municipales, como es el caso de la Marea Atlántica, con la que ayer mantuvieron un encuentro. En él estuvieron presentes los portavoces municipal y provincial de la Marea Atlántica, María García y Alberto Lema, respectivamente, quienes, en rueda de prensa, calificaron de “crítica” la situación del aeropuerto.

“Falta de compromiso”
También denunciaron “falta de iniciativa y compromiso” por parte del Gobierno local. El resultado, para los representantes de Marea Atlántica, es “la pérdida de conexiones con Londres, Málaga, Valencia y Bilbao”, a lo que sumaron la reducción de frecuencias en las principales líneas. Para Gustavo García, el Ayuntamiento es “históricamente el que más ha luchado por Alvedro”, por lo que desde el comité esperan que todavía “se esté a tiempo de actuar” tras una temporada de “inactividad”, sumada a la pasividad “de la Xunta y AENA”, dice.

La eliminación de las frecuencias a primera y última hora afecta directamente a los ejecutivos que realizaban viajes de ida y vuelta en el mismo día. Además, ahora mismo “hay un serio peligro de que no se pueda recuperar el enlace a Heathrow si Vueling se va ahora”, reconoce. Todo ello conlleva un peligro no solo para el aeródromo, sino para la ciudad y su entorno. “Si no se recuperan los vuelos que teníamos antes de la pandemia, no habrá recuperación económica en A Coruña y sus empresas, además de todo el norte de Galicia”, concluye.

La suspensión del vuelo a Londres hará que Alvedro pierda conexiones indirectas