Los pequeños se apuntan a la Navidad solidaria

Copia de El Ideal Gallego-2016-01-04-011-08a43f17
|

Cuando se trata de ayudar, todos arriman el hombro. Así ha ocurrido en Sada en las últimas dos semanas, siendo un éxito de participación y un ejemplo de solidaridad lo vivido con las diferentes actividades organizadas por la Concejalía de Cultura.
Si último domingo del año, el pasado 27 de diciembre, eran la zumba y el concierto de Amizades los actos promovidos por el Gobierno local con el fin de que la ciudadanía llevara alimentos no perecederos y productos de higiene –logrando recopilar hasta dos toneladas–, la primera cita dominical de 2016 no le anduvo a la zaga.
Ayer, en la Casa da Cultura –y menos mal, porque el temporal de viento y lluvia no permitía otra cosa–, los protagonistas fueron los niños y los juguetes. 
La cercanía del Día de Reyes, este mismo miércoles, obligaba a ello, de ahí que el departamento dirigido por Marcos Villar pusiera en marcha un taller de elaboración de juguetes alternativos por la mañana y una sesión de magia, con la actuación del Mago Rafa, por la tarde. Lo que no quedó más remedio que suspender por las malas condiciones meteorológicas fue una suelta de farolillos prevista para última hora

implicación
Volviendo al inicio, una vez que se llama a la ciudadanía a ayudar al prójimo, Sada no falla. Y los niños esto también lo han entendido a la perfección.
Cultura les invitó a las citadas actividades, pero solicitó la entrega de un juguete viejo, que ya no usaran, para poder entregar a los más necesitados, aquellos que por su situación no vayan a tener un Día de Reyes igual que el suyo.
Y no hizo falta decir más. Los pequeños lo entendieron a la primera y respondieron a la perfección. Tanto, que solo por la mañana la cantidad de juguetes recogidos se aproximaba al centenar.
Depositado el producto antiguo, era el turno de elaborar uno nuevo con sus propias manos. Pinceles, tijeras, pinturas, cartones... Todo para fabricar, entre otras cosas, un castillo, un avión y varios coches con tubos de papel higiénico, palitos de los helados o pinzas.
Con este acto y el de magia en horario vespertino, con el que los niños disfrutaron muchísimo, se cerraron estas dos jornadas con el objetivo cumplido y el Ayuntamiento tomando nota de que puede contar con los sadenses para este tipo de iniciativas. Los alimentos y los productos de higiene los repartieron, en cantidades iguales, entidades como Cruz Roja, Cáritas y el Club de Leones de Sada. Ahora, una vez que se contabilicen y clasifiquen los juguetes que los niños han donado, se hará un reparto también entre los más necesitados para que nadie se quede sin un regalo estas navidades y, especialmente, en la mañana del Día de Reyes.
Conciencia con los problemas de la gente. Así han actuado los sadenses durante estos días. Y los niños, los primeros.

Los pequeños se apuntan a la Navidad solidaria