Arteixo ultima el primer desbroce del año para prevenir los incendios

|

El Ayuntamiento arteixán finalizará estos días el primer desbroce de caminos municipales del año, una medida para prevenir los incendios forestales y mejorar la circulación en las carreteras.

Aseguran que se realizan tres rozas al año –en algunos lugares hasta cuatro–, recorriendo aproximadamente mil kilómetros de carreteras locales. En estos momentos, recuerda el Ejecutivo, se encuentran rematando los trabajos en la parroquia de Pastoriza y la última localidad será Suevos, tras haber pasado por todas las demás del municipio. 

Desde Arteixo apuntan que los operarios, además de limpiar vías y cunetas de maleza, también retiran especies invasoras reconocibles en la comarca, como el plumacho o la uña de gato.

Frecuencia 
Tres tractores con sendos operarios realizan de forma exclusiva esta labor, cuya frecuencia aumenta especialmente entre los meses de mayo y septiembre, cuando más crece la vegetación.

La localidad, explica el Ejecutivo local, coopera con otras administraciones como la Xunta en la vigilancia y la defensa ante el fuego con la realización de tratamientos preventivos en los caminos de titularidad municipal. “Este compromiso supone que el Ayuntamiento debe gestionar la biomasa vegetal en sus carreteras aplicando medidas en los estratos arbóreos, arbustivo y subarbustivo, incluso impidiendo que las ramas de los árboles superen el límite que marcan los caminos para evitar el llamado efecto túnel, que permite el paso del fuego de un lado a otro del camino”, apunta el Consistorio.

Entre las especies que está estipulado eliminar de las carreteras se encuentran el “toxo, silva, fento, xesta, uz, carqueixa e queiruga”, según recomienda el Gobierno autonómico, mientras que el estrato herbáceo debe ser menor de 20 centímetros de altura para que cumpla las recomendaciones autonómicas. 

Con estas actuaciones, el Gobierno de Carlos Calvelo persigue dos objetivos: colaborar en las medidas de defensa ante el fuego y facilitar la circulación de los vecinos que utilizan las carreteras locales, que suman alrededor de 330 kilómetros. Por ello, los operarios limpian un millar de kilómetros cada anualidad.

Arteixo ultima el primer desbroce del año para prevenir los incendios