La Marea aprueba entre reproches un cambio para que La Solana sea pública

El Ideal Gallego-2018-03-06-004-f7b198cd
|

La corporación municipal aprobó de manera inicial una modificación del Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) para que La Solana pase a ser suelo público a pesar del anuncio de la Xunta y de Puertos del Estado que aseguró la titularidad pública para este espacio.
El Gobierno municipal contó con el respaldo del grupo municipal socialista, mientras que el popular se decantó por la abstención en un asunto que elevó la temperatura en el salón de plenos. La aprobación no libró a la Marea de los reproches desde ambas formaciones de la oposición, mientras que la portavoz del BNG no pudo participar en la sesión por enfermedad, mismo motivo por el que faltó el concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, lo que propició que fuese el alcalde, Xulio Ferreiro, el encargado de defender el punto.
“Es un nuevo postureo, innecesario, y que tendrá que modificar. Me atrevo a avanzar que no volverá al pleno para aprobación definitiva”, resumió el popular Martín Fernández Prado la postura de esta formación. El concejal argumentó que el convenio anunciado por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, es suficiente para garantizar que este terreno continúe en manos públicas desechando la posibilidad de que sea vendido como se propuso en su momento.
De hecho la figura del presidente de la Xunta fue uno de los aspectos principales de debate entre la Marea Atlántica y el Partido Popular. “Los coruñeses confían en el presidente autonómico, no como con usted. El presidente Feijóo cumplirá con su palabra y La Solana y los muelles interiores serán públicos”, aseguró Fernández Prado.
Esta visión fue contestada por Xulio Ferreiro, quien solicitó que se le permitiese “dubidar da palabra do señor Feijóo” y añadió que “como a cidade se posiciona, o señor Feijóo está obrigado ao postureo” y acabó diciendo que el presidente autonómico es un “bo xestor da súa figura a persoa”.También aseguró que el Gobierno municipal no va a estar en caso de que el futuro de la ciudad “se decida nun despacho de Santiago ou de Madrid”.

Relaciones institucionales
Las relaciones entre el Gobierno local y otras administraciones como la Xunta o el Ministerio de Fomento también centraron muchos minutos del debate y todos los grupos mostraron su opinión.
Ferreiro criticó que a él desde la Xunta y Puertos del Estado “non se lle dá ningunha información” y también mostró su malestar porque no se le incluyese cuando se anunció el acuerdo entre estas dos administraciones.
Mientras, Martín Fernández Prado criticó al regidor por este aspecto y aseguró que “no tenemos un alcalde que dialogue, solo le interesa generar esa imagen de victimismo para decir que los malos son los de la Xunta o el PP”, antes de añadir que con los únicos con los que se dialoga por parte del alcalde es con los okupas de la Comandancia de Obras, que llevan 16 meses en este espacio sin una solución. El edil expuso que en lo que resta de mandato a la Marea solo le interesará “generar una confrontación que solo perjudica a los coruñeses”.
Por su parte, el concejal del PSOE José Manuel Dapena recordó al Ayuntamiento que asuntos de relevancia como este necesitan del mayor acuerdo posible, a poder ser total. “El diálogo y los acuerdos son el motor de futuras decisiones, la unión hace la fuerza”, expuso. Además lanzó una pulla al Gobierno local al asegurar que “hay ocasiones” en las que la Marea “parece entenderlo y otros olvidarlo”.

La Autoridad Portuaria
Como era de esperar también apareció el papel de la Autoridad Portuaria en el debate. Este organismo alegó recientemente que la propuesta del Ayuntamiento carece de las justificaciones necesarias y por ello el Partido Socialista centró su alegato en que el Gobierno local debe mejorar este aspecto para no encontrse con problemas más adelante.
El concejal José Manuel Dapena explicó que las alegaciones formuladas son “extremadamente graves” y por ello el voto favorable de su partido quedó condicionado a expensas de “que se cumplan los aspectos de justificación”. “La relación entre el Ayuntamiento y el Puerto no puede discurrir como una pugna de intereses”, señaló el concejal. l

La Marea aprueba entre reproches un cambio para que La Solana sea pública