Baja la presión hospitalaria en A Coruña y la tendencia ascendente se estabiliza

El Chuac vive una jornada de descenso en el número de hospitalizados | quintana
|

El área sanitaria de A Coruña y Cee comienza el fin de semana con unos datos esperanzadores en lo relativo a la evolución del virus. El último balance ofrecido ayer por la Consellería de Sanidade refleja un aumento de tan solo un caso activo en la comarca, hasta llegar a los 1.446. En las últimas 24 horas, además, se han concedido 98 altas a pacientes que ya han superado la infección, una cifra que sirve para paliar el número de nuevos contagios, que subió hasta los 99, dieciséis más que el jueves, tras realizar 1.346 pruebas PCR.

En esta jornada no hubo que lamentar ningún fallecimiento, lo que también rompe con la curva en ascenso durante los últimos días. También baja la presión hospitalaria en los centros sanitarios de A Coruña y Cee, al pasar de 71 a 66 pacientes ingresados. En el Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac) hay 56 hospitalizados con Covid-19, cinco de ellas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y 51 en planta convencional. En el Hospital Modelo hay tres en planta, dos más que el día anterior, y se mantienen los siete ubicados en el Hospital Virxe da Xunqueira de Cee.

Residencias de mayores

El Servicio Galego de Saúde (Sergas) notificó ayer un caso activo de coronavirus en el centro Aspace de A Coruña. Según este último informe, la residencia de mayores Orpea de Culleredo continúa con 29 usuarios y cinco empleados contagiados. Se trata del centro con más casos activos de la comarca coruñesa.

La situación en el resto de residencias de la comarca se mantiene con un positivo de un empleado en el centro de Oleiros, el único por el momento. En el Ricardo Baró de Aspronaga continúan con dos residentes infectados y un trabajador. En Domus Vi Coruña también está en fase activa un empleado. El área sanitaria coruñesa siguió ayer con los cribados a personal especialmente expuesto a contagios en varios ayuntamientos de la comarca de Bergantiños.

Así, se dio inicio al cribado de los cerca de 300 trabajadores de colectivos expuestos de los municipios de A Laracha y Cerceda. Las pruebas se hicieron en una zona habilitada para ello en el centro de salud de A Laracha, tal y como informaron fuentes sanitarias. Esta medida se suma a las pruebas iniciadas durante la pasada jornada del viernes en un espacio habilitado en el punto de atención continuada (PAC) de Carballo, a las que estaban llamados más de 300 trabajadores de colectivos considerados especialmente sensibles de los municipios de Carballo, Coristanco y Laxe. Además, el área sanitaria permanece con su labor de búsqueda de casos positivos y con el cribado de la población de entre dieciocho y cuarenta años del municipio de A Coruña. Las muestras se están tomando en la parte posterior del centro de salud de O Ventorrillo.

Por otra parte, en cuanto al cumplimiento de las medidas interpuestas por la Xunta, en las cuatro últimas semanas, la Policía Local de Cambre (A Coruña) interpuso un total de 130 multas a particulares por incumplir la utilización obligatoria de la mascarilla.

Mayor problema en terrazas

Así lo confirmaron desde este ayuntamiento coruñés que, no obstante, precisó que en la última semana se produjo una “notable reducción” en el número de sanciones diarias. Los primeros días después de aplicarse la nueva normativa se interpusieron un mayor número de multas por no llevar puesta la mascarilla. En la actualidad, la gente “está más concienciada”, apuntan desde la Policía Local de Cambre, y el mayor problema se registra en las terrazas de los establecimientos de hostelería.

Los efectivos de la Policía Local están ahora preparándose para la vuelta al colegio, adaptando los espacios de entrada y salida de los diferentes centros educativos para evitar aglomeraciones en el momento de dejar y recoger a los niños. l

Baja la presión hospitalaria en A Coruña y la tendencia ascendente se estabiliza